Iglesia y Masonería: el encuentro del pasado 16 de febrero en Milán

El pasado día 16 se reunieron en Milán para celebrar una jornada de estudios los representantes de las principales obediencias masónicas italianas y algunos prestigiosos prelados católicos. El seminario, organizado por la fundación Ambrosianum dal Gris (grupo de investigación e información sociorreligiosa), contó la presencia de tres grandes maestres de la Masonería italiana: Stefano Bisi, del Gran Oriente de Italia, Luciano Romoli, de la Gran Logia de Italia de los ALAM (GLDI), y Favio Venzi (telemáticamente), de la Gran Logia Regular de Italia (GLRI). Por el lado católico participaron el arzobispo de Milán Mario Delpini, el cardenal Francesco Cocopalmerio, ex presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, el teólogo franciscano Zbigniew Suchecki y el obispo Antonio Staglianò, presidente de la Pontificia Academia de Teología. Monseñor Delpino pronunció el discurso de apertura, y el cardenal Cocopalmerio el de clausura. La reunión tuvo lugar a puerta cerrada, pero la relevancia de los participantes ha hecho que trascienda el contenido, que en primicia sacó a la luz Ricardos Cascioli en La nuova bussola quotidiana del pasado día 19.

El pasado día 20, el portal del Gran Oriente de Italia publicó por su parte la relación integral del gran maestre Bisi, que desde hace diez años dirige la principal organización masónica italiana. «A lo largo de sus más de 300 años de vida, ninguna institución ha sido tan vilipendiada, combatida, falseada, difamada y temida como la Masonería Libre Universal», declaró Bisi, criticando por ello a la Iglesia Católica, «que ha encontrado en la Masonería una potencial competencia en la espiritualización y elevación del hombre». Bisi se dejó en el tintero que ha sido precisamente la Masonería la que en los últimos tres siglos ha vilipendiado, combatido, falseado y difamado a la Iglesia.

«¿Por qué la logia masónica es hermosa, y por qué no agrada a las autoridades eclesiásticas? , preguntó Bisi: «Porque bajo el mismo cielo –que representa la Creación– todos los hombres son hermanos entre sí, con independencia del lazo que los una en la fe. Basta con creer en el Gran Arquitecto del Universo. El firmamento estrellado es igual para el budista, el católico, el valdense o el musulmán; todos los que crean en un Ser Supremo (…) Las verdades absolutas y los muros de la mente no nos pertenecen, y sostenemos que hay que derribarlos». Para Bisi, que ha tenido la desfachatez de pedir al Papa que organice una concentración ante la estatua del hereje y apóstata Giordano Bruno, entre las verdades con que hay que acabar está la Fe católica, que se presenta como absoluta y universal. El deseo de Bisi de que  «se declare que es posible a la vez ser miembro de una logia masónica y profesar la Fe católica» no es otra cosa que solicitar a la Iglesia que renuncie a su doctrina y entre a formar parte del panteón masónico, gnóstico y relativista. Además, que el Gran Maestre recordara los nombres de los cardenales Ravasi y Martini como patronos corrobora esta impresión.

Bisi recordó también que el cardenal Martini estaba como en casa en los ambientes masónicos, y elogió el conocido artículo Queridos hermanos masones de monseñor Ravasi que apareció en Il Sole24Ore el 14 de febrero de 2016. Se diría que el cardenal Cocopalmerio quisiera llevar adelante la pionera obra de los mencionados prelados, pues entre otras cosas afirmó en el seminario de Milán lo siguiente: «Hace cincuenta años no se sabía tanto, pero se ha avanzado y espero que este encuentro no sea el último. Me pregunto si no se podrá pensar en una comisión permanente, incluso a nivel de autoridades, para dialogar mejor».

Por su parte, el arzobispo Staglianò criticó el documento del 13 de noviembre de 2023 del Dicasterio para la Doctrina de la Fe firmado por Víctor Manuel Fernández y aprobado ex audientia por el papa Francisco que prohíbe a los católicos adherirse a las logias masónicas «dada la imposibilidad de conciliar la doctrina católica y la masónica». El mencionado documento ratifica la plurisecular condena de la Iglesia, que, por lo que parece, sólo fue mencionada durante el seminario por el P. Zbigniew Suchecki. Pero habrá que esperar a la publicación de todas las ponencias para emitir un juicio preciso de cómo fue el encuentro.

Lo que sí es cierto es que según la Gran Logia de Italia de los ALAM (Antiguos albañiles libres y aceptados) el encuentro «culminó en un consenso unánime sobre la oportunidad de crear una comisión permanente de debate».

Vale la pena recordar a este respecto que el relativismo constituye el alma de la Masonería, aunque no abarque toda su esencia. De hecho, la Masonería presume de ser una religión universal depositaria de un secreto del que los masones van tomando poco a poco conciencia por medio de ritos, símbolos y textos que asimilan, así como con el ambiente que se respira en las logias a las que pertenecen.

Hay que añadir que no existen una masonería mala, atea y anticlerical y otra religiosa y espiritual como se oye repetir con tanta frecuencia haciendo una distinción entre la Masonería latina (de izquierda) y la angloamericana (de derechas). En realidad, todas las logias , tras los primeros grados de iniciación hay otros sistemas de altos grados caracterizados por un contenido mágico y cabalístico. No todos los afiliados a la Masonería conocen sus fines últimos, que no aprenden hasta haber sido iniciados en los grados más altos y que, so pena de muerte, juran no revelar. Detrás de los diversos ritos y obediencias existe una misma cosmovisión que se opone diametralmente a la de la Iglesia Católica. Los estudios de Jean-Claude Lozac’hmeur sobre los orígenes ocultos de la Masonería demuestran que ésta hereda su fe y costumbres del gnosticismo (Fils de la veuve: essai sur le symbolisme maçonnique, Éditions Sainte Jeanne d’Arc, Chiré 1990, y el padre Paolo Siano ha dedicado profundos estudios al luciferismo masónico, refutando de ese modo las tesis que sostienen que éste es apenas cultivado por masonerías marginales y es extraño a la Masonería regular (Studi vari sulla Libera Muratoria, Casa Mariana Editrice, Frigento 2012). El mismo padre Siano, que ha dedicado a la Masonería, incluso últimamente, muchos trabajos en Corrispondenza Romana, en un debate cortés con Gaetano Masciullo, autor de La tiara e la loggia. La Massoneria contro la Chiesa (Fede e Cultura, Verona 2023), ha demostrado que la Masonería no está en decadencia ni mucho menos, sino que está viva y activa.

El peligro está en distraer la atención de la Masonería para adherirse a formas de neocomplotismo que denuncian la acción de élites plutocráticas y cábalas de diverso cariz, olvidando la presencia de la que León XIII calificó en su carta Custodi di quella fede del 8 de diciembre de 1892 de «secta que al cabo de diecinueve siglos de civilización cristiana se esfuerza por derribar la Iglesia Católica». Si la Masonería ya no es un peligro, hasta los encuentros como el de Milán tienen su razón de ser.
(Traducido por Bruno de la Inmaculada)

Roberto de Mattei
Roberto de Matteihttp://www.robertodemattei.it/
Roberto de Mattei enseña Historia Moderna e Historia del Cristianismo en la Universidad Europea de Roma, en la que dirige el área de Ciencias Históricas. Es Presidente de la “Fondazione Lepanto” (http://www.fondazionelepanto.org/); miembro de los Consejos Directivos del “Instituto Histórico Italiano para la Edad Moderna y Contemporánea” y de la “Sociedad Geográfica Italiana”. De 2003 a 2011 ha ocupado el cargo de vice-Presidente del “Consejo Nacional de Investigaciones” italiano, con delega para las áreas de Ciencias Humanas. Entre 2002 y 2006 fue Consejero para los asuntos internacionales del Gobierno de Italia. Y, entre 2005 y 2011, fue también miembro del “Board of Guarantees della Italian Academy” de la Columbia University de Nueva York. Dirige las revistas “Radici Cristiane” (http://www.radicicristiane.it/) y “Nova Historia”, y la Agencia de Información “Corrispondenza Romana” (http://www.corrispondenzaromana.it/). Es autor de muchas obras traducidas a varios idiomas, entre las que recordamos las últimas:La dittatura del relativismo traducido al portugués, polaco y francés), La Turchia in Europa. Beneficio o catastrofe? (traducido al inglés, alemán y polaco), Il Concilio Vaticano II. Una storia mai scritta (traducido al alemán, portugués y próximamente también al español) y Apologia della tradizione.

Del mismo autor

Últimos Artículos