fbpx

Corrección de 1ª Corintios a la Luz de Amoris Laetitia

Estimado Santo Padre:

A la luz de su publicación de Amoris Laetitia, pensé en hacerle el favor de revisar si 1 Corintios 5 está de acuerdo con su nueva Exhortación Apostólica. Por favor considere reescribir todas las Biblias para reflejar esta corrección.

1 Corintios 5: Es ya de dominio público que entre ustedes hay uniones irregulares, como no se encuentran ni siquiera entre los paganos; dado que un hombre convive con la mujer de su padre. ¡Y ustedes lo juzgan! ¿Acaso no debieran haber acompañado al hombre de tal manera que quien hizo esto se sienta bienvenido entre ustedes?

Pero yo, aunque ausente en cuerpo, más presente en espíritu; como si yo mismo estuviera presente me contuve de juzgar en el nombre de nuestro Señor Jesucristo al hombre que hizo tal cosa, para que no se sienta un miembro excomulgado de la Iglesia. Cuando ustedes se reúnan, y mi espíritu esté presente con el poder de nuestro Señor Jesús, ustedes deberán mostrar comprensión, perdón, y acompañamiento y por sobre todo deberán integrar completamente a este hombre en el Cuerpo de Cristo, para que pueda experimentar a la Iglesia como una madre que siempre da la bienvenida, y cuida de todos con afecto.

Su juicio no es cosa buena. Todo el ideal del Evangelio y la enseñanza de la Iglesia deben tratar al débil con compasión, evitando irritar o hacer juicios excesivamente fuertes o apresurados. No se sienten en la silla de Moisés, arrojando piedras y juzgando con superioridad y superficialidad. Por cuanto nuestro cordero pascual, Jesucristo, ha sido sacrificado. Entonces, no pensemos que todo es blanco o negro, sino permitan que nuestras vidas se tornen maravillosamente complicadas.

En una carta anterior les pedí que se mezclaran con las personas sexualmente débiles — 10 refiriéndome a aquellos en uniones irregulares, y con los avaros, ladrones, e idólatras, para que estén atentos a la bondad que el Espíritu Santo siembra en medio de la debilidad humana. 11 Pero ahora les escribo para que no se mezclen con el que juzgue a los sexualmente débiles o avaros, a los idólatras, agraviadores, borrachos, o ladrones. Ni siquiera coman con él. 12 ¿Porque qué tengo que ver con los que piensan que pueden juzgar que otros viven en estado de pecado mortal y están carentes de la gracia santificante? ¿No son acaso los que juzgan en base a lo objetivo los que ya fueron juzgados por Dios? Por tanto, abracen a todos para mostrar respeto por aquellos que no viven a la altura de su modelo ideal.

Michael Lofton




THE REMNANT
THE REMNANThttp://remnantnewspaper.com/
Edición en español de The Remnant, decano de la prensa católica en USA

Del mismo autor

“Tucho” descubre el pastel

El escritor en las sombras de Francisco también escribió: "Sáname con...

Últimos Artículos