CORRISPONDENZA ROMANA

Ideología de género y lavado de cerebro

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza (Génesis 1, 26). La ideología de género es una revolución que tiene como meta destruir esa imagen y transformar totalmente al género humano. Por eso se dice, con profundidad y acierto, que constituye una revolución diabólica, pues al no poder el demonio destruir al mismo Creador, quiere destruir su imagen en los hombres.

De acuerdo con esa ideología, nadie nace hombre o mujer. Es el cerebro el que, con el pasar del tiempo, determina el sexo que se va a elegir. Es por ello que el niño, al nacer, ¡no debe ser registrado con el sexo masculino o femenino, sino el indefinido!

Después de haber sido desenmascarados por innumerables estudios científicos, los propulsores de esa farsa ahora quieren abstraer del problema de la “identidad” sexual con las hormonas masculinas y femeninas como afirmaban antes. De acuerdo con el Prof. Joshua D. Safer, endocrinólogo del Mount Sinai Health System de Nueva York, “lo que nosotros no conocemos son todos los factores biológicos en juego que explican la identidad de género. Por lo que nosotros -quienes pertenecemos a la comunidad médico-biológica tradicional- sabemos en 2018, es programado, es biológico, no es totalmente hormonal, y nosotros no identificamos los genes, por lo que no podemos específicamente decir que es genético”.[1]

Conforme el Dr. Safer (fotografía), “ser transgénero no es una cuestión de elección. Es una percepción aplastante de que su género no es el que consta en el certificado de nacimiento”.

Innumerables estudios de renombrados científicos -el del Dr. Paul R. McHugh, Profesor de Psiquiatría en la Universidad Johns Hopkins y ex Psiquiatra en jefe del Hospital Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland- afirman que el cambio de sexo es biológicamente imposible: “La cirugía no transforma al hombre en mujer o vice-versa. Por el contrario, ellos se transforman en hombres afeminados y mujeres masculinizadas”. El médico dijo además que las personas que promueven dicha cirugía están colaborando para producir y promover un desorden mental. [2]

Se estima que el 41% de las personas que se someten a una cirugía de cambio de sexo incurren en suicidio. Es lo que revela un importante estudio publicado por The New Atlantis, titulado “Sexualidad y Género: hallazgo de las Ciencias Biológica, Psicológica y Social”. Sus autores, los Drs. Lawrence Mayer y Paul McHugh, son dos de los principales estudiosos sobre salud mental y sexualidad de nuestros días.[3]

Los actuales defensores de la ideología de género, sin embargo, quieren probar lo contrario. Ellos niegan que el motivo de los suicidios sea la terapia aplicada en el cambio de sexo sino, más bien, de acuerdo con el periodista Denise Grady, que “la aflicción en virtud de esta discrepancia puede volverse particularmente intensa en la época de la pubertad y el riesgo de suicidios aumenta considerablemente entre los jóvenes que se encuentran en esa situación”. (“The New York Times”, reproducido por el diario “O Estado de S. Paulo”).

Después del fracaso de esas cirugías, como en el caso de los gemelos Reimer, ahora ellos reconocen que estaban “equivocados”. Afirma el periodista Grady: “Estaban equivocados. En la medida en que crecieron y se hicieron adultas, muchas tenían la clara sensación de ser hombres. De acuerdo con un estudio realidado en 16 de ellas, más de la mitad terminó identificándose como hombre.” [4]

El mismo Dr. Safer reconoce que se trataba de una “limpieza”, es decir, de un lavado de cerebro: “Considerando el hecho de que es posible hacer un lavado de cerebro en algunas personas en lo que dice respecto a cualquier cosa, fallar con tantas es catastrófico”. En efecto, como la ideología de género no tiene base científica, quiere imponerse a través de un proceso parecido con el del denominado “lavado de cerebro”. Para ello cuenta con el apoyo de ciertos gobiernos y el del activismo jurídico en los países donde no consigue aprobar leyes como la del Estatuto de la Diversidad Sexual [5] propuesto en Brasil por la Senadora Marta Suplicy, del fracasado Partido de los Trabajadores (PT).

____________

Notas:

[1] https://internacional.estadao.com.br/noticias/nytiw,pesquisadores-afirmam-que-identidade-de-genero-vem-do-cerebro-nao-do-corpo,70002566247

[2] https://ipco.org.br/mudanca-de-sexo-e-desordem-mental-diz-psiquiatra/

[4] https://ipco.org.br/a-ideologia-que-nasceu-morta/#.W9spk5NKjIU

[5] https://ipco.org.br/descricao-pls1342018/#.W9sxTpNKjIU

por Jurandir Dias in Agência Boa Imprensa (San Pablo, Brasil), 14 de noviembre de 2108

L’articolo Ideología de género y lavado de cerebro proviene da Correspondencia romana | agencia de información.

Corrispondenza Romana

«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.
Libro Recomendado
Recibe nuestras noticias por email