fbpx

El sitio web del Vaticano cita incorrectamente al papa Francisco sobre la comunión para los divorciados vueltos a casar

Nadie parece estar de acuerdo sobre si la reciente exhortación apostólica del papa Francisco, Amoris Laetitia, cambia la disciplina de la Iglesia y abre la puerta a la comunión a los divorciados y vueltos a casar.

Ciertamente, la nota al pie de página 351 -considerada infame- parece hacer esto precisamente; y ésta es la clara interpretación del mismo cardenal Walter Kasper -el cardenal que está detrás de las presiones para permitir que los divorciados vueltos a casar reciban la comunión-[1]. Sin embargo, algunos lo han cuestionado, apuntando claramente al Derecho Canónico y a la práctica establecida por la Iglesia, así como a algunas de las ambigüedades que rodean a la citada nota.

Así, muchos católicos escucharon con impaciencia una pregunta planteada al papa Francisco durante este fin de semana pasado, en el vuelo de regreso desde la isla griega de Lesbos.

Un periodista le preguntó al Papa, a quemarropa, si existen «nuevas posibilidades concretas que no existían antes de la publicación de la exhortación» para los divorciados y vueltos a casar, haciendo referencia específica a «la disciplina que regula el acceso a los sacramentos». La pregunta completa del periodista la encontrarán al final de este post.

El Papa comenzó su respuesta diciendo en italiano, simplemente: «Io posso dire, si. Punto». Traducido, esto significa: «Puedo decir que sí. Punto». En las grabaciones de la respuesta del Papa, el audio es completamente inequívoco, como es el propio italiano. No puede haber ninguna duda acerca de lo que dijo el Papa, ni de cómo traducir esas cinco sencillas palabras.

Sin embargo, mientras estas primeras cinco palabras -por sí solas- parecen, a primera vista, una respuesta sorprendentemente clara del Papa  acerca de una cuestión de enorme importancia, la segunda parte de su respuesta reintroduce la ambigüedad.

«Pero eso sería una respuesta demasiado breve», continuó, tras lo cual invito a los periodistas a referirse de nuevo a la presentación del cardenal Schönborn sobre la exhortación. «En esa presentación su pregunta tendrá la respuesta»,dijo.

Sobre la cuestión de los sacramentos para los que están en uniones «irregulares», la presentación de Schonborn en gran medida simplemente remite al texto de la propia exhortación -incluyendo la controvertida nota 351-. Esa nota dice que la ayuda de la Iglesia para los que están en uniones irregulares puede, «en algunos casos», incluir los sacramentos. (El mismo Schonborn permite en su diócesis recibir la comunión a los divorciados y vueltos a casar después de un período de discernimiento).

Y ahora, los periodistas, están luchando para interpretar no sólo la exhortación en sí, sino también la respuesta del Papa en el avión. Sin embargo, este proceso de interpretación ha sido poco apoyado por el hecho de que, la página web del Vaticano, claramente ha citado incorrectamente al Papa, de manera que añade ambigüedad.

El Vaticano transcribe las declaraciones del Papa de esta manera: «Io potrei dire “si”, e punto»

El cambio importante aquí es la alteración evidente del verbo «posso» (puedo) a «potrei» (pudiera). Nadie que haya escuchado el audio, pudo haber escuchado la palabra «potrei». Simplemente, no es lo que dijo el Papa.

Y el cambio, aunque pequeño, no es baladí. Gramaticalmente hablando, quién transcribió la entrevista para el Vaticano, cambió la forma de la primera persona del verbo «potere» (poder, ser capaz) del modo indicativo al modo condicional. Y, como cualquier gramático o estudiante de lengua sabe, el modo condicional está diseñado para transmitir algo hipotético o incierto.

Pero si usted mira el vídeo de la respuesta del Papa (aquí abajo, comienza en el minuto 21 y 40 segundos), no parece estar hablando con incertidumbre. Su cadencia, sus gestos, su expresión, todo transmite seguridad y claridad. De este modo, por ejemplo, su uso de la palabra enfática «punto» al final de la primera frase: «Puedo decir que sí, y punto».

Ahora, podría ser muy bien que este error de transcripción fuera un error inocente. Después de haber escuchado reiteradas veces el resto de la entrevista en italiano, y comparándola con la transcripción del Vaticano, está claro que no siempre hay una correspondencia punto por punto. De vez en cuando, las palabras del Papa varían para aclarar la estructura de la oración, se hacen algunos ajustes para mejorar su gramática (no es un parlante nativo de italiano y a veces utiliza construcciones gramaticales inusuales) o, simplemente, se proporcionan las palabras que el Papa dice entre dientes o  parece dar a entender.

El «método italiano» de periodismo, como se nos ha dicho a menudo durante el pontificado actual, a veces toma la forma menos de una ciencia que de un arte (basta pensar en las «entrevistas» no registradas del Papa con el ateo Scalfari, las que Scalfari reconstruye de memoria, según confiesa abiertamente). Podría ser que el transcriptor de las declaraciones del Papa (probablemente italiano) ya sea que lo escuchó mal (algo difícil de imaginar dada la claridad del audio) o, simplemente, pensó que el Papa sonaba como si tuviera la intención de utilizar el condicional (una posibilidad no del todo irracional) y, por lo tanto, «fija» su gramática.

Pero, incluso si es así, el tema merece ser corregido por el bien del dominio público, ya que éste es un caso en que, incluso un intento inocente para «fijar» la gramática del Papa, claramente lleva a editorializarse. Dado que estas palabras son las únicas claves que tenemos para interpretar la exhortación, es importante que el debate al menos comience con una transcripción exacta, tras la cual podamos entrar en las aguas turbias de lo que el Papa tenía la «”intención”» de decir o lo que significa.

En las redes, ya hay disputas acerca de la traducción. (Curiosamente, una importante agencia católica de noticias  tradujo mal al papa diciendo: «”Puedo decir que sí, muchos”» – lo que claramente no dijo -, mientras que Radio Vaticana por alguna razón deja de lado la palabra enfática «”Punto”»). En respuesta algunos, simplemente, hacen referencia a la transcripción oficial del Vaticano, como la cuenta oficial de lo que dijo el papa. Sin embargo, la transcripción del Vaticano es claramente errónea. Parece ser que, en algunos casos, la única manera de confirmar lo que dijo el Papa es obteniendo el vídeo de lo que dijo y escuchar con sus propios oídos.

La pregunta completa del reportero: «Algunos sostienen que nada ha cambiado con respecto a la disciplina que regula el acceso a los sacramentos de los divorciados y vueltos a casar; y que la ley y la práctica pastoral y, obviamente, la doctrina siguen siendo las mismas. Otros sostienen, en cambio, que mucho ha cambiado y que hay muchas nuevas aperturas y posibilidades. La pregunta es, para una persona católica que quiere saber: ¿Hay nuevas posibilidades concretas que no existían antes de la publicación de la exhortación o no?»

[Traducido por Rocío Salas. Artículo original.]

[1] https://www.lifesitenews.com/news/cardinal-kasper-seems-clear-exhortation-allows-communion-for-divorced-remar




Hemos Visto
Hemos Visto
Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.

Del mismo autor

Cardenal Burke tenía serias reservas respecto a mismas propuesta de nulidad de Francisco

Cardinal Burke tenía serias reservas respecto a las mismas propuestas de...

Últimos Artículos