fbpx

Aprobado histórico proyecto de Ley sobre los derechos de los gays en Italia; el Papa Francisco permanece en silencio.

El Parlamento de Italia hizo historia el jueves al aprobar su controvertido proyecto de ley sobre los derechos de los homosexuales que ha estado en el Senado durante meses. De esta manera Italia se une ahora a los otros países de Europa occidental en reconocer oficialmente la unión de los gays.

El primer ministro Matteo Renzi está eufórico por la victoria, a pesar de algunos choques con ciertos activistas LGBT a causa de que lo aprobado no incluyó la legislación que permite la adopción gay. Al parecer, la cláusula de adopción se negó deliberadamente de momento para sofocar la oposición conservadora y asegurarse de que el proyecto de ley conseguiría aprobarse.

Activistas por los derechos de los homosexuales no dudarán en combatir ahora para obtener que se apruebe una enmienda a fin de permitir la adopción gay ya que la puerta se ha abierto para ellos. Las uniones gay están ahora reconocidas en Italia.

Desafortunadamente, el Papa y la burocracia vaticana no hicieron absolutamente nada para impedir la aprobación de la ley, e incluso con frialdad se negaron a apoyar el Día de la Familia 2016 en Roma, en el que 2.000.000 de los mejores católicos de Italia salieron a expresar su oposición a esta propuesta sodomita atroz. Clérigos y laicos fueron en realidad regañados por su asistencia. ¿Actuará el Papa a fin de salvar a Italia?

Esto es particularmente triste cuando tenemos en cuenta que muchos en el Parlamento de Italia eran bastante reacios e incluso estaban asustados por la aprobación del proyecto. Todo indica que habrían recibido propuestas conservadoras del Vaticano de la jerarquía que se movilizó y refutó el proyecto de ley de los derechos de los homosexuales, pero el miedo prevaleció y los gallos cantaron sobre la Ciudad Eterna. Sólo un puñado de clérigos apoyó el Día de la Familia 2016 el 30 de enero, pero se corrió la voz de que el clero y los obispos prefirieron no tomar partido en el debate sobre los derechos de los homosexuales.

El Vaticano, sin duda, va a salir ahora a “lamentarse” por la victoria de los derechos de los homosexuales, pero sólo será una cortina de humo para cubrir su negligencia y generar una buena impresión. Después de todo, ¿quiénes son ellos para juzgar?. Es lo mismo que pasó con los obispos estadounidenses que se negaron a exhortar a los fieles acerca de no apoyar a Obama antes de la elección presidencial y después de su victoria, fingieron “asco” por la elección, incluso amenazando con “demandar a Obama”  sobre su reforma de salud. Era sólo una cortina de humo para cubrir su cobardía y su complicidad absoluta.

Si el Vaticano está realmente preocupado por lo que ha pasado, dejemos que se lo demuestran a sí mismos en un verdadero espíritu de entrega Cuaresmal. Dejemos que el Papa y los cardenales confiesan humildemente que la victoria gay es en gran medida su responsabilidad, no sólo por su falta de testimonio y dejar de brillar su luz delante de los hombres, sino por haber tenido la audacia de proponer la autorización de las uniones homosexuales durante los últimos Sínodos del Vaticano sobre la Familia. Los Sínodos de octubre de 2014 y 2015 sirvieron precisamente para alimentar las aspiraciones de los homosexuales en toda Italia y este es el resultado final. Italia, el asiento del cristianismo, es ahora oficialmente un estado gay-friendly. El pecado que trajo el castigo y la destrucción divina sobre Sodoma y Gomorra se ha dignificado por el cuerpo gobernante de Italia.

¿Fuego y azufre para alguien?

[Traducción de Alberto Guzmán. Artículo original]




THE REMNANT
THE REMNANThttp://remnantnewspaper.com/
Edición en español de The Remnant, decano de la prensa católica en USA

Del mismo autor

Summorum Pontificum: ¿Salvavidas o Ancla?

Imagínese que lo entierran vivo. ¿Conseguí su atención? Bien. Imagínese que...

Últimos Artículos