Como protestantizar la parroquia

Vivimos una época con una crisis de tal magnitud, a nivel interno de la Iglesia, que es lícito acudir al humor irónico para llamar la atención de los desvaríos que están llevando progresivamente a la protestantización de nuestra Fe. Con esa figura literaria intitulo este artículo y aporto estos “consejos” que nos resultarán dolorosamente cercanos:

  1. Celebre siempre el novus ordo, rito que «se aleja en conjunto y en detalle de la teología católica de la Santa Misa» (cardenales Ottaviani y Bacci).
  2. Quite el sagrario del centro y ubíquelo en una esquina. De ese modo la Iglesia deja de ser casa de oración para convertirse en lugar de encuentro social.
  3. Coloque la pila bautismal en el presbiterio. De esa manera queda diluida la diferencia esencial entre sacerdocio ministerial y laical ya que el presbiterio quedará “invadido” por personal no ordenado.
  4. Despeje la mesa de altar de crucifijo y candelabros, y así parecerá más una mesa para compartir la comida que un lugar de sacrificio.
  5. Ponga la sede en el centro del presbiterio y elevada. De ese modo el sacerdote paree más un pastor que preside que un ministro que oficia.
  6. Elimine el toque de campanas (tanto de torre como en la celebración), y así no causará molestias a los vecinos de otros credos y propiciará un mayor ecumenismo.
  7. Convierta la sacristía en zona de tertulia y paso. Se borra así todo vestigio sacro de la habitación dispuesta para que el sacerdote se prepare a la celebración de la Santa Misa.
  8. Por supuesto fuera balaustrada o comulgatorio: no debe haber “barreras” entre la galería y el altar.
  9. Promueva la comunión recibida en la mano y quite la bandejita, para que la gente perciba el “símbolo o signo” eucarística en lugar de la presencia real en cada partícula
  10. En el rito de la paz que el celebrante baje a la galería y de la mano a cuantos más fieles mejor, para redundar el carácter comunitario
  11. Suprima los silencios sagrados y después de comulgar. Música de diseño televisivo en la megafonía y a ser posible con temas profanos sentimentales
  12. No consienta rezo del santo rosario antes de Misa ya que ello interrumpe las charlas amenas de los asistentes y se frena la “fraternidad”
  13. Al terminar de proclamar el evangelio alce el libro para que así quede clara la igualdad de la presencia de Cristo en la Eucaristía y en la Palabra
  14. Que suban y bajen muchos fieles al altar: moniciones, avisos, charlas, “acciones de gracia”….etc; y así es todo más participativo
  15. Si hay acompañamiento musical que sea de guitarras, timbales, palmas…ya que se celebra SOLO la resurrección y no el sacrificio redentor
  16. Y nada de exposiciones eucarísticas, y si las hace que sean sin silencio

¿Les suenan estos consejos?; con estos, y muchos más análogos, muchas parroquias católicas son de facto, hoy, templos protestantes

Padre Ildefonso de Asís
Padre Ildefonso de Asís
Sacerdote tradicional sin complejos y con olor a pastor

Del mismo autor

Afán por lo extraordinario: cáncer de la Tradición

En esta época que vivimos de tan elevada confusión, ignorancia doctrinal,...

Últimos Artículos

El siglo oscuro de la Iglesia

La Iglesia ha conocido numerosas épocas de crisis, y...

El papa Francisco y San Pedro Damián

Las palabras sobre la homosexualidad en los seminarios que...

URGENTE – Crecientes rumores sobre una «solución final» para la Misa Tradicional

Queridos lectores, Una vez más, como al menos dos veces...