Barbastro

Nuestro buen amigo el Padre Jordi Gutiérrez, párroco de la de Nuestra Señora de Lourdes en Badalona (Barcelona) nos comparte la reflexión y oración en el Triduo en honor a la Asunción de la Virgen María siendo HOY la memoria de los Mártires de Barbastro (asesinados por odio a la fe en 1936).
http://www.martiresdebarbastro.org/es/historia.html
HOY 13 DE AGOSTO ES EL DIA DE LA FIESTA DE LOS MÁRTIRES DE BARBASTRO
Prendieron a todos los claretianos sacerdotes y seminaristas y los encerraron en una sala perteneciente a los escolapios. Allí sufrieron varias pruebas, vivieron realmente un calvario y fueron fieles con la fuerza del Señor y de la Santísima Virgen. Una de las pruebas que sufrieron fue la de la tentación de la carne: “Mujeres públicas entraban en el salón con toda liviandad; tenían la perversidad de presentarse con desnudeces y actitudes provocativas capaces de despertar los sentidos a un anacoreta. Se les acercaban insinuantes, les tiraban de la sotana para llamarles la atención. Un de ellas, tal vez de no tan viles sentimientos como las otras, hubo de reconocer, después de haber presenciado tal espectáculo: “-¡Pobrecitos! ¡Cómo les hacen sufrir!”
ORACIÓN
Señor Padre Santo, Tú que concediste a Felipe de Jesús Muniárriz y a sus compañeros fidelidad total a su vocación misionera, siguiendo a Cristo hasta el martirio, y les hiciste testigos de caridad perfecta en el perdón de sus perseguidores, concédenos, por su intercesión, la firmeza perseverante en la fe, y una caridad sincera para amar en Cristo a todos los hermanos. Por Cristo Nuestro Señor. Amén

Oh Virgen Santísima que gozando ya de todos los privilegios que nuestro Señor da a los cristianos católicos que luchan por ser fieles; infunde en nuestra voluntad un renovado deseo de rechazar todo tipo de pecado, por pequeño que sea, y engrandece nuestro ánimo para desear más que nada el ir al Cielo.

REFLEXIÓN
Bien aventurados los limpios de de corazón porque ellos verán a Dios. Mt. 5,8
Guardaremos limpio el corazón si, junto al firme propósito de vivir con todas las consecuencias la castidad, pedimos al Señor confiadamente que nos ayude con su gracia. Y esto porque nadie puede llevar una vida limpia sin la ayuda divina. Dios quiere que seamos humildes y pidamos su socorro. Debes suplicar confiadamente a la Virgen, ahora mismo, en la soledad de tu corazón, sin ruido de palabras: Madre Mía, este pobre corazón mío se subleva totalmente….si tu no me proteges…. Y te guardará para que lo guardes puro y recorras el camino al que Dios te ha llamado. San Josemaría Escrivá, “Amigos de Dios”
HAGASE LA PETICIÓN….

UN PADRE NUESTRO, AVER MARÍA Y GLORIA.

JORDI GUTIÉRREZ BASSA

Badalona (Barcelona) ESPAÑA