fbpx

¿Hay un plan vaticano en marcha para prohibir las ordenaciones tradicionales?

Rorate ofrece a sus lectores una traducción de este artículo de Paix Liturgique

¿Podrían prohibirse las ordenaciones tradicionales?

Tras la aparición del motu proprio Traditiones Custodes, el pasado 16 de julio, se sabe que, después de un primer asalto dirigido a la liturgia en conjunto, las comunidades Ecclesia Dei serían el próximo objetivo, y especialmente sus seminarios.

En nuestra carta 816, del 20 de agosto de 2021 (“Tras la misa tradicional… los seminarios tradicionales”, Paix Liturgique, Francia), decíamos en efecto que, siendo la intención confesada por Roma parar el desarrollo de la misa tradicional y terminar por asfixiar su existencia, la demolición de las casas de formación de los futuros sacerdotes debería ser un objetivo prioritario para los destructores de la paz litúrgica.

¿Un ataque por parte de la Congregación de los Religiosos?

Hemos evocado (Carta 813, del 25 de octubre de 2021, “Mons. José Rodríguez Carballo y la liquidación de las comunidades Ecclesia Dei, Paix Liturgique, Francia) la persecución que se abatió sobre los Hermanos Franciscanos de la Inmaculada, que desde 2007 daban privilegio a la “forma extraordinaria del rito romano”. Algunas visitas canónicas y después la designación de un comisario pontificio por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, más comúnmente llamada Congregación de los Religiosos, tuvieron como efecto el cierre del escolasticado y de diversos conventos. Más tarde, el comisario suspendió las ordenaciones durante un tiempo, haciendo obligatorio para los candidatos a la ordenación suscribir “una aceptación formal del Novus Ordo como expresión auténtica de la tradición litúrgica de la Iglesia”.

Un proceso que se inspira en el que se puso en obra con los Franciscanos de la Inmaculada podría aplicarse a las comunidades Ecclesia Dei con una “comisariazación” de estos institutos con el fin de introducir la misa nueva en sus seminarios. Lo que terminaría por hundirlos rápidamente, al vaciarlos de lo que hace su atractivo específico hacia los jóvenes que hoy se presentan a ellos: la liturgia tridentina. La Roma actual juega así con las vidas sacerdotales y con las vocaciones: mientras se las juzgó útiles, se las estimulaba y ahora, al estimar que hay que deshacerse de ellas, se hace sin escrúpulos, con el olvido maquiavélico de las obligaciones hacia estas comunidades.

Y he aquí que, recientemente, el sitio alemán Summorum Potificum ha revelado una información, traducida y difundida por el sitio americano Rorate Caeli, según la cual la Congregación de los Religiosos estaría dispuesta a iniciar visitas canónicas a partir de febrero de 2022 a la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, del Instituto de Cristo Rey y del Instituto del Buen Pastor:

“Aparentemente, Roma opinaría que el estatuto de estas comunidades, en tanto que “sociedades de derecho pontificio”, abre la puerta a un acceso inmediato. Con este fin, se podrían nombrar unos “delegados pontificios” que, sin sustituir al superior existente como lo haría un comisario nombrado por la Congregación de los Religiosos, tendrían sin embargo autoridad sobre ellos. Estos delegados pontificios encargarían a los superiores tomar todas las medidas necesarias para “reconciliar sus comunidades con el espíritu del Concilio” y, como primer paso fundamental en esta dirección, ordenar la celebración generalizada de la liturgia reformada. Con esta base, podrían así elaborarse los planes para su inclusión en la pastoral en colaboración con los obispos locales”.

¿O bien, primero, un ataque por parte de la Congregación para el Culto Divino?

Pero otro rumor más reciente, del que hacemos partícipes a nuestros lectores con todas las precauciones que se imponen incluso si emana de fuentes fiables y concordantes, indica que el golpe podría partir primero de la Congregación para el Culto Divino, cuyo nuevo prefecto es el prelado inglés Mons. Arthur Roche, y cuyo secretario, segundo personaje de la Congregación, es Mons. Vittorio Francesco Viola, de 55 años, franciscano, antiguo obispo de Tortona y antiguo profesor en la Universidad Pontificia de San Anselmo.

Se sabe que una carta del Vicario de Roma para el Papa, el cardenal Angelo De Donatis, del 7 de octubre de 2021, toma cierto número de medidas más restrictivas que Traditionis Custodes. Presumiblemente, esta carta fue redactada por el P. Giuseppe Midili, director de la oficina litúrgica del vicariato, profesor de la Universidad Pontificia de San Anselmo, en la que se traman los planes para combatir la liturgia tradicional. En ella se decidía que las ceremonias del triduo pascual no podrían celebrarse según la forma tradicional; y que, además, la celebración de los sacramentos que no fueran la Eucaristía no estaba permitida: en Roma, es también obligatorio dar la absolución sacramental, conferir la extremaunción o la confirmación y, si ha lugar, las ordenaciones únicamente según los libros de la liturgia de Pablo VI.

Esta decisión tomada en la diócesis del papa tenía todas las apariencias de un tubo de ensayo. Y, en efecto, según nuestras fuentes, este régimen sería extendido a toda la cristiandad latina muy rápidamente (¿antes de Navidad?) por un texto (¿una instrucción?) emanada de la Congregación para el Culto Divino. Es posible que este texto preparado actualmente no sea, sin embargo, tan rígido como la carta del cardenal De Donatis, especialmente en lo que concierne a las parroquias personales (¿sería posible celebrar en ellas el triduo pascual tradicional?).

En cambio, bien se podría incluir la prohibición de las ceremonias del pontifical romano tradicional. ¿En todas partes? ¿En todas las ocasiones? Si fuera el caso, esto querría decir que no estaría ya permitido además ofrecer según la forma tradicional ni las confirmaciones ni… las ordenaciones.

Si la información se verifica, el ataque contra los seminarios de las comunidades tradicionales sería así más rápida y más radical que la que planea la vía de las visitas canónicas: afectaría la especificidad misma de estos seminarios, a los que les sería prohibido proceder a ordenaciones tradicionales. Imaginamos fácilmente el efecto devastador sobre las vocaciones que atraen estas comunidades.

La previsible resistencia

Naturalmente, en tanto que un texto no ha sido publicado, puede ser transformado, retrasado, enterrado. Suponiendo que efectivamente sea publicado y suponiendo que contenga las estipulaciones que acabamos de decir, inmediatamente encontrará, por parte de obispos, de responsables de comunidades y de la multitud de los fieles apegados a la liturgia tradicional, una legítima resistencia proporcionada a lo que está en juego, la existencia de las casas de formación para los sacerdotes especializados en la celebración de la liturgia tradicional.

Bien pesado todo y a pesar de las incertidumbres de que está rodeado este rumor, nos ha parecido preferible lanzarlo la alerta enseguida, sin esperar más que una cosa: ser desmentidos por el correr de los acontecimientos.

[Comentario de PAK: El autor parece admitir, por su forma de hablar, que el Vaticano o cualquier obispo tiene la autoridad de prohibir los ritos tradicionales de todos los sacramentos. Nada puede estar más lejos de la verdad. Regular, sí, con ciertos límites; pero no repudiarlos por completo. Cualquier intento de negar los inmemoriales y venerables ritos sacramentales de la Iglesia de Roma sería nulo y vacío, sin más valor que el del papel en que se escribiera, y debería ser tratado con un desprecio proporcionado a su absurdidad. Como enseñan los grandes escolásticos, un ataque al bien común de la Iglesia puede y debe resistirse, sin importar su fuente.]

Artículo original: https://rorate-caeli.blogspot.com/2021/12/is-vatican-plan-under-way-to-prohibit.html

Traducido por Natalia Martín

RORATE CÆLIhttp://rorate-caeli.blogspot.com/
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos

Del mismo autor

Sermón de Fontgombault – Domingo de Ramos: «La obediencia es el núcleo de la Encarnación y de la Pasión»

Domingo de Ramos Sermón del Reverendísimo Dom Jean Pateau Abad de Nuestra Señora...

Últimos Artículos

El fracaso de la ultramontana hermenéutica de la continuidad

Prefacio del traductor1: La siguiente reseña, que apareció en...

La lógica retrógrada de Traditionis Custodes

Por Phil Lawler En la medida en que Traditionis Custodes...

Conocer y cumplir la voluntad de Dios

Después del Sermón de la Montaña, relata san Mateo...