Informe enviado por un lector en Escocia:
El 20 de junio, la Santa Misa se dijo en los restos de Crossraguel Abbey, Ayrshire, Escocia. El celebrante fue el P. Mark Morris de la Archidiócesis de Glasgow. La abadía fue fundada a mediados del siglo 13 y más tarde fue saqueada por el ejército Inglés. Reconstruida, su vida religiosa llegó finalmente a su fin con la Reforma escocesa.
Sin embargo, gracias a Una Voce Escocia, los restos de la Abadía todavía proporcionan una ubicación para el Santo Sacrificio de la Misa, hasta bien entrado el siglo 21… ¡los próximos 800 años!