fbpx

Kasper es un auténtico peligro para la Iglesia

[La Cigüeña de la Torre/Infovaticana] En circunstancias normales sería el Papa quien debería declararlo. Pero tal vez no estemos en circunstancias normales.

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=24123

Ante declaraciones como estas habrá gente que pierda la fe. ¿No le importa a quien debería importarle?

Uno no puede hacer más de lo que puede hacer. No soy quien para echar a nadie de la Iglesia pero en mi opinión, que sólo es eso, mi opinión, que puede ser equivocada pero también acertada, Kasper ha apostatado de la fe de la Iglesia. Seguro que no de toda pero eso es un pack. No cabe creer en que Cristo bajó a los infiernos pero no en la comunión de los santos, que sí fue crucificado pero que no resucitó.

Kasper rechaza lo que fue magisterio multisecular de la Iglesia. Y propone el contrario. Pues negro lo va a tener. Porque si le aceptaran sus tesis ¿quién las daría por buenas si la Iglesia en cuestiones fundamentales ni sabe lo que sostiene? Si lo que ayer era nefando pecado mañana pasara a ser idílica situación maravillosa ante los ojos de Dios no habría el menor motivo para creer a la Iglesia. Los Papas eran unos engañabobos que sostenían sus opiniones personales haciéndonos creer que eran la voluntad de Dios.

Si se aprobaran las tesis de Kasper la Iglesia no tendría el menor sentido. ¿Si se equivocó dos mil años por qué no se equivocará hoy? ¿Y para qué seguir a una institución que se equivoca en temas capitales? Hasta ahora nos habían dicho que seguíamos la voluntad de Dios que nos había revelado. Luego comenzó a decirse que esa voluntad de Dios no estaba nada clara. Que vete a saber si era de Dios o de alguien que se la había atribuido. Ya en el momento actual supongo que el Papa actual tendrá claro que salvo cuatro beatas ignorantes y papólatras, ningún católico con un mínimo de conocimientos sobre la Iglesia es francisquista, benedictista, juan pablista… por sus encantos personales, caso de que los tengan, o a pesar de la carencia de ellos, si fuere así. Una cosa son las simpatías, yo se las puedo tener al flaco Pío XII o al gordo Juan XXIII, y otra comprometer una vida y la esperanza de una muerte por un besamocos de niños o un antipático de libro. Esos no son fundamentos de la fe.

No soy ningún fatuo admirador de la inteligencia del Papa Francisco. Ahí no me venden gato por liebre. Sin ser una eminencia intelectual, que no lo es, tiene suficiente base para saber lo que es inadmisible en la Iglesia. Reaccione o no después ante ello. Con Kasper y sus seguidores, que los hay, tendrá que hacerlo si esas doctrinas se impusieran en el próximo Sínodo. Porque el roto que se iba a producir iba a ser tal que su papel en la historia  iba a ser el del papel de water.

A mí me parece lamentable que el Papa Francisco haya permitido que se llegara a eso. ¿Va a introducir notas aclaratorias como lo hizo Pablo VI al documento sinodal si saliera rana? ¿Una vez descubiertas las proporciones del cisma las atajará? ¿Entraremos en una situación verdaderamente apocalíptica y ciertamente anunciada?

Ciertamente estamos ante un mañana preocupante. Y desgraciadamente, pienso, que sin asideros pontificios firmes. Esa característica  del Papado hoy parece oscurecida. Kasper es buena prueba de ello. Kasper y los kasperosos. A la Iglesia le sobran medios para acabar con todos ellos en segundos. ¿Quien es hoy Boff o Küng? ¿O los tristes y oscuros sucedáneos que se han dado en España? Pero si se arrodillara ante ellos estaríamos ante algo abominable.

Espero y deseo de todo corazón que este puñetero Sínodo en dos etapas, que tanta preocupación ha causado a la Iglesia, se disuelva en otoño cual azucarillo en vaso de agua sin mayores problemas sobre los ya causados. Que Kasper y los kasperosos, que hay unos cuantos: Marx, Baldisseri, Coccopalmerio, Forte… sean reprimidos, y ya quien los reprima, Dios, el Arcangel San Miguel, su celestial milicia, el Papa Francisco o un San Atanasio redivivo que acabe con confusion tanta, me es igual. Pero que alguien haga algo. Porque hoy ya es muy urgente.

Y quienes apenas tenemos algún espacio de protesta, o ni siquiera alguno, siempre estarà al alcance la oración. En este caso muy sencilla: De Kasper y los kasperosos, liberanos Domine.Y ya en los kasperosos que cada uno incluya a quien quiera.

Francisco José Fernández de la Cigoña




Hemos Visto
Hemos Visto
Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.

Del mismo autor

La mujer honesta y recatada es un tesoro que sabe lo que vale

Nuestra Señora de Fátima le dijo a Jacinta: "Más almas...

Últimos Artículos