La curación del leproso y la lepra del alma

Cristo se deja rodear y tocar por los pecadores, los enfermos, los miserables… Pero si baja hasta nuestra miseria, no es para dejarnos en ella, sino para levantarnos y sacarnos: “Vete y no peques más”, le intimó a la prostituta, “Quiero, queda limpio”, le dijo al leproso de hoy.

Padre Luis E. Murri
Padre Luis E. Murri
El Padre Luis Esteban Murri se ordenó sacerdote en la Diócesis de San Rafael, Mendoza, Argentina, el 22 de diciembre de 1991. Desde entonces viene predicando numerosas tandas de retiros y Ejercicios Espirituales, para laicos y religiosos, como también novenas en distintas parroquias y provincias. Ha pronunciado distintas conferencias en diversos puntos del país, de los más variados temas espirituales, formativos y patrióticos. Promovió la erección del “Primer Monumento Nacional a Nuestra Señora de Malvinas”, obra que se concretó en 2002 en Quemú Quemú, La Pampa. Desde el año 1995 está ejerciendo su ministerio en la Diócesis de Santa Rosa, La Pampa.

Del mismo autor

Homilía: Parábola del trigo y la cizaña

Homilía del padre Luis E. Murri. 23 de julio de 2017....

Últimos Artículos

El peligro de la mano tendida ofrecida por el modernismo al catolicismo tradicional

Trasbordo teológico inadvertido hacia el modernismo Algunos católicos ligados a...

Defensa de la corredención de la Santísima Virgen María

Hay distintos tipos de envenamientos. Uno de ellos se...