La Santa Comunión y Fátima

La misión del Espíritu Santo es completar la obra redentora de Cristo. Êl nos santifica, derramando la gracia que Cristo mereció. Esta misión también es la de la Santísima Virgen Maria. En Fátima, ella advierte de los grandes peligros que esperan a los que no creen en Cristo y no se convierten. Fátima da una gran importancia a la doctrina católica, a caminar en Fe, al bautismo, y a la Santa Comunión. Hay conexión profunda entre la crisis en la fe, la crisis en la Santa Misa y Eucaristía, y la desobediencia al mensaje de la Virgen en Fátima. Para oponer a los pecados graves de nuestro tiempo (herejía, blasfemia e impureza), seamos devotos al Inmaculado Corazón de María.

Padre Michael Rodríguez
Padre Michael Rodríguezhttp://svfonline.org/material-en-espanol/
Sacerdote diocesano de la Diócesis de El Paso, Texas, U.S.A. Fue ordenado sacerdote el 8 de diciembre, 1996. Desde septiembre de 2011, el P. Rodríguez ha ofrecido exclusivamente la Misa Tradicional en Latín. Debido a esto, su obispo rehúsa darle un cargo pastoral desde hace casi dos años. El P. Rodríguez está totalmente comprometido al apostolado de restaurar el culto y la doctrina de la Santa Madre Iglesia.

Del mismo autor

Homilía: Nos amó hasta el extremo

Hoy más que en cualquier otro día del año, se manifiesta...

Últimos Artículos

Laicado ensalzado y humillado: contundente realidad

“Todo aquel que se ensalce será humillado” (Lucas 14,...

El libro testamento de Benedicto XVI: una confirmación

La publicación de algunos libros aparecidos tras el fallecimiento...