Según informa Risposte Catholique, el obispo francés de Carcassonne, Mons Alain Planet, siguiendo de forma generosa las directrices dadas por el Papa Francisco respecto a los matrimonios celebrados por la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, ha delegado sin restricción a todos los sacerdotes de dicha Fraternidad residentes en su diócesis para recibir los consentimientos matrimoniales directamente, debiendo únicamente comunicarlo al obispado. Como era previsible la intrincada fórmula de que un sacerdote diocesano acudiera en la práctica será relegada, por simple comodidad, a una delegación amplia a los sacerdotes de la FSSPX.