Tomás de Villanueva es un santo español del siglo XVI, que siendo religioso de la Orden de
San Agustín, aceptó por obediencia ser ordenado Obispo. Sobresalió por su corazón pastoral que
llevaba consigo el amor inmenso hacia los más pobres. Inculcó a los sacerdotes la solicitud pastoral
propia del ministerio, a través de sus escritos pero sobre todo de su testimonio vital.

          Hombre de vida austera y sencilla, no se dejó llevar de la vanidad a pesar de su elevado nivel
intelectual y su posición social en la España imperial, siendo consejero y confesor de Carlos I. Este
decía de Tomás que sus sermones conmovían a las mismas piedras. Su día es el 10 de Octubre.

De las numerosas incidencias que se conocen de su vida, se sabe que su predicación tenía tanta fuerza
interior que llegaba a los corazones causando la conversión con sus palabras hasta de los pecadores
más alejados de la Iglesia. Su devoción a la Virgen María era profunda, como también profunda era
su defensa de los animales que incluía su crítica firme a las corridas de toros. Comparaba el corazón de
María con la zarza ardiente que nunca se consume.

          Santo Tomás de Villanueva, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".