No cabe duda que el nuevo diseño que hoy estrenamos supone un cambio importante. A algunos les gustará, a otros no tanto. Si algo me dice mi experiencia en estas lides es que es imposible contentar el gusto de todos en temas de diseño gráfico.

Lo que empezó como un simple blog personal del padre Santiago, motivado por los azares de la Providencia, ha ido evolucionando hacia una web  con decenas de autores y que también aloja a los principales portales tradicionalistas, pero ello ha llevado a su vez a que conforme crecíamos el recipiente se nos quedara cada vez más inservible, siendo la información cada vez más difícil de organizar, encontrar y categorizar. Por eso nos decidimos a emprender esta nueva aventura de rediseñar por completo la web, primando la navegabilidad, organización de contenidos y claridad en la lectura. ¿Lo hemos conseguido? Ustedes dirán, al menos lo hemos intentado. Personalmente pienso que la información se presenta ahora de una forma más clara, ordenada y con una presentación más atractiva.

Lo que hoy ven es el fruto de muchas semanas de trabajo de un equipo de más de 50 personas voluntarias, que desinteresadamente trabajan 24 horas al día desde varios continentes para ofrecerles el mejor contenido posible con el mejor diseño, y ello sin contar al nutrido grupo de autores que vuelcan todo su cariño en su pluma para transmitirles lo mejor que llevan dentro.

Querido lector, nada de esto sería posible sin lo más importante: usted. ¿De qué sirve tener una web que no la leen más que los que la hacen? De nada. Para todo el equipo de Adelante la Fe: autores, traductores, correctores y editores, es un importante leitmotiv ver que su esfuerzo desinteresado tiene el premio de un enorme apostolado, que se cifra en decenas de miles de almas confusas a las que llega nuestro mensaje en medio de un panorama informativo desolador. No es raro que muchas de las informaciones sean sólo ofrecidas en español por nuestra web, de entre aquellas que puede considerarse tienen un alto índice de visitas.

Con este nuevo diseño renovamos nuestro empeño de ofrecerles este 2016 aún más y mejor contenido, sin compromisos, sin silencios cómplices, con la Verdad por delante, porque en decir la Verdad somos líderes… de eso sí podemos presumir. Aunque casi todo se derrumbe, aunque casi todos callen, aquí seguiremos al pie del cañón con nuestra Cruz en alto diciendo la Verdad.

Gracias por estar con nosotros.

Miguel Ángel Yáñez