Testimonio de una mujer convertida a la Fe Católica después de llevar una vida alejada de la Ley de Dios. Sus palabras interpelan con fuerza y rigor, no te dejan indiferente. Su ejemplo puede ayudar a muchas personas descarriadas a encontrar el camino santo que conduce a la verdadera vida y felicidad, a centrar sus vidas en la única verdad de salvación, Jesucristo Nuestro Señor.

María Severiano, madre de familia, vuelca sus esfuerzos en dedicar su vida por entero al apostolado de la oración y reparación. Su misión… llevar a los fieles al trato amoroso con Cristo, para reparar las ofensas a su Sacratísimo Corazón

María Severiano… un alma de oración.