CATHOLICVS-Dando-la-Sagrada-Comunion-Papa-Benedicto-XVI-y-neocatecumenales
Estamos en mayo, mes de María, mes de la alegría donde nuestros queridos niños, almas aún puras y limpias de la corrupción del mundo, reciben por primera vez a Jesús sacramentado. Que gran Fiesta debería ser, pero no amigos, desgraciadamente este mes de María, este mes de Jesús sacramentado, se ha convertido en algo muy diferente, en el mes de la burla a lo sagrado. Que pena, que lástima Dios mío.

Es vergonzoso ver a los padres enfrascados planeando hasta el último detalle de fastuosos convites, pero no tienen ni siquiera la preocupación de que su hijo rece por las mañanas, de hacerles ver con su ejemplo que hay que ir a misa, tener una mínima preocupación por su formación y enseñarle. ¿quien no conoce un caso así? horas y horas de conversaciones sobre el convite, visitas a tiendas, peluquerías… pero ni un segundo para hablar de lo importante, de Dios, para formar a su hijo, ni siquiera la más mínima inquietud por comprobar la formación recibida. Algunos incluso van a misa sólo durante la preparación de la comunión, pero sin un interés espiritual de fondo, como si fuera parte del proceso por el que hay que pasar para conseguir que su hijo, que su hija, tenga su fiestecita. Por supuesto una vez conseguido el objetivo no vuelven a hacer acto de presencia en la Iglesia.

Oh Dios mío!! que lamentable es todo esto. Han convertido lo que debería ser una fiesta espiritual en una especie de puesta de largo pagana utilizando sacrílegamente tu propio Cuerpo. Es tremendo comprobar como en estas mismas fiestas los mismos padres e invitados se ríen y burlan de la iglesia si se les habla de estos temas.

Ya no hay reverencia, comuniones sentado y en la mano, como el que come un bocadillo, para que esta alma pura pueda así ver lo menos posible que está ante Jesús.

A todos los que intervenís en este festival de la irreverencia y el sacrilegio, ¡Que Dios os perdone!

Oigamos esta homilía del padre Santiago donde nos ilustra sobre esta monumental burla a Dios

F.G

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".