Según Corrispondenza Romana, fuente bastante fiable, el cardenal Muller habría sido destituido de su puesto esta mañana por el papa Francisco, justo tras cumplir cinco años en el cargo.