El jueves 14 de junio ppdo. quedará como un día de luto para la Argentina pues, con la aprobación del proyecto de despenalización del aborto en la Cámara de Diputados -129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención- queda el camino abierto para que el Senado de la Nación transforme en ley “el acto de mayor discriminación y de violencia” como debe ser calificada la matanza de inocentes en el vientre materno.

Decepcionó profundamente el Presidente Mauricio Macri pues, contrariando su juramento solemne en la Misa de clausura del 11° Congreso Eucarístico Nacional en Tucumán (junio de 2016) -comprometiéndose ante “Jesucristo, Señor de la historia” a “proteger la vida desde su concepción hasta la muerte”- se abstuvo de dar instrucciones precisas a los diputados del Pro para que no votaran a favor del proyecto ni tampoco los movilizó con espíritu de victoria para rechazar el proyecto de muerte a los inocentes indefensos en el vientre materno.

Quienes trabajaban por el “sí” al aborto, por el contrario, no se dieron descanso -entre otros los diputados del Pro Daniel Lipovetzky, Silvia Lospennato y Marcelo Wechsler- e incluso el presidente de la Cámara, Emilio Monzó para intentar que el Presidente Macri se pronunciara en ese sentido e influenciara la votación.

Ya llegando la sesión a su término, el diputado Sergio Ziliotto (Bloque Justicialista) anunció que junto con Melina Delú y Ariel Rauschenberger -los tres diputados por la provincia de La Pampa- votarían a favor de la despenalización del aborto. También se sumó a ellos el diputado Carlos Roma (Pro-Tierra Fuego) que se esperaba votaría en contra.

Y así, a las 21:51, Emilio Monzó anunció la aprobación del proyecto por 129 votos contra 125 y una abstención, la de Alejandra Vigo del Frente Renovador, lo que fue aplaudido por sus promotores.

 

El Presidente Macri destacó el trabajo de los diputados y habla de “debate histórico propio de la democracia”

Olvidando el solemne compromiso asumido solemnemente en Tucumán de proteger al niño por nacer, el Presidente Macri comentó horas después de la aprobación del proyecto de ley de legalización del aborto que quería “destacar el trabajo de estos meses en Diputados y de todos los argentinos que han dado un debate histórico, propio de la democracia”.

“Pudimos dirimir nuestras diferencias con respeto y tolerancia, escuchando al otro. Mis felicitaciones para todos sabiendo que el debate continúa ahora en el Senado”, agregó el primer mandatario tras el histórico debate. (Cfr. Infobae, 15 de junio de 2018)
No sorprende esta declaración pues, a fines de febrero, el mismo Macri habilitó el debate en el Congreso cuando dijo que no pondría obstáculos al tratamiento, este año, del proyecto de ley para legalizar el aborto que estuvo trabado los últimos siete años. En ese momento dijo que daba “libertad de conciencia” a los legisladores de Cambiemos para que votaran según sus convicciones.

¿Según sus convicciones personales olvidando su propio compromiso reconociendo lo la ciencia enseña acerca de la existencia de vida humana desde el primer momento de la concepción?

 

Día de luto, pero también de renovada defensa de la vida y de confianza en la oración

Realmente es un día de luto para la Argentina pues quedamos a un paso de que “el acto de mayor discriminación y de violencia” -como lo es el que se pueda decidir libremente quien nace y quien no- sea legalizado y -al igual que en todas las naciones donde fue aprobado el aborto- la población comience a connaturalizarse con la cruel matanza de inocentes en el vientre materno, sin culpa alguna por el modo como fueron concebidos, en lugar de concentrarnos en brindar protección médica, psicológica, social y económica a la madre y al niño desde la concepción.

Pero no bajemos los brazos pues este es un día de luto, pero también de lucha y oración. De lucha, dentro del orden y la ley, para movilizar a los argentinos pro-vida a que escriban a los Senadores pidiéndoles rechacen el proyecto y que así nunca más se vuelva a pretender en la Argentina, por ningún motivo, la legalización de la muerte de inocentes en el vientre materno.

L’articolo Día de luto en la Argentina: la Cámara de Diputados dio media sanción a la despenalización del aborto proviene da Correspondencia romana | agencia de información.

Corrispondenza Romana
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.