fbpx

Elogio de la Misa Rezada

Sacrificio. Silencio. Como las simples siete palabras del Gólgota. La esencia, ante nuestros propios ojos: el epítome del desarrollo no planeado y verdaderamente orgánico – Orden romano y concisión representada para siempre y en todas partes.

Fortalecidos plenamente

según el poder de su gloria

para soportar todo con paciencia y magnanimidad, con alegría,

dando gracias a Dios Padre,

que os ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz.

Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas,

y nos ha trasladado al reino del Hijo de su Amor,

por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados.

Él es imagen del Dios invisible, primogénito de toda criatura;

porque en él fueron creadas todas las cosas: celestes y terrestres,

visibles e invisibles.

Tronos y Dominaciones, Principados y Potestades;

todo fue creado por él y para él.

Él es anterior a todo, y todo se mantiene en él.

Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia.

Él es el principio, el primogénito de entre los muertos,

y así es el primero en todo.

Porque en él quiso Dios que residiera toda la plenitud.

Y por él y para él quiso reconciliar todas las cosas,

las del cielo y las de la tierra,

haciendo la paz por la sangre de su cruz.

Colosenses I

[Traducido por Marianus el Eremita.]




RORATE CÆLIhttp://rorate-caeli.blogspot.com/
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos

Del mismo autor

Últimos Artículos

Santificar el momento presente

¿Cómo debe conducirse el cristiano en momentos de prueba,...

Entrevista de Res Novae a monseñor Viganò sobre la liturgia del Concilio

Por el P. Claude BartheMonseñor Carlo Maria Viganò, ex...

Santificar el momento presente

¿Cómo debe conducirse el cristiano en momentos de prueba,...