Día litúrgico: Lunes XXXIII del tiempo ordinario
Texto del Evangelio (Lc 18,35-43): En aquel tiempo, sucedió que, al acercarse Jesús a Jericó, estaba un ciego sentado junto al camino pidiendo limosna; al oír que pasaba gente, preguntó qué era aquello. Le informaron que pasaba Jesús el Nazareno y empezó a gritar, diciendo: «¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!». Los que iban delante le increpaban para que se callara, pero él gritaba mucho más: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!». Jesús se detuvo, y mandó que se lo trajeran y, cuando se hubo acercado, le preguntó: «¿Qué quieres que te haga?». Él dijo: «¡Señor, que vea!». Jesús le dijo: «Ve. Tu fe te ha salvado». Y al instante recobró la vista, y le seguía glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al verlo, alabó a Dios.
PALABRA DE DIOS
La fe de este ciego es superior a los obstáculos que otras personas le ponen para acercarse a Dios. Y por eso recupera la vista y se salva…..Jesús es la LUZ del mundo y para gozar de esa luz que nos libra de la ceguera del pecado, es necesario ser perseverante en la fe y no pretender estar a bien con el mundo y con Dios al mismo tiempo. Hoy día son otros los que pretenden que no nos acerquemos a la Iglesia, a los sacramentos, a la oración, al compromiso…..y son personas que nos “quieren” solo con amor humano, de nuestra familia, amistades, trabajo….y ante esto debemos en primer ligar rezar porque se conviertan y a la vez seguir fieles a Cristo pase lo que pase.
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".