Preguntado por los periodistas, el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Parolin, (la mano derecha de Bergoglio) declaró que en este momento no existe actividad diplomática alguna en la que la Santa Sede esté involucrada para poner a salvo a Asia Bibi y su familia. Manifestó textualmente que “Es una situación interna que compete a Pakistán; espero sea resuelta de la mejor manera posible.”

¿Una cuestión interna que compete a Pakistán? ¡ El cinismo de los Bergoglianos hacia los Cristianos perseguidos es horroroso!

Antonio Socci

(Traducido por John Cruz. Artículo original)

RORATE CÆLI
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos