El Cardenal Francis George, OMI, recién retirado arzobispo de Chicago, no es ciertamente considerado un tradicionalista, aunque es digno de elogio por haber restaurado allí algo de la cordura durante los últimos 17 años después de que su predecesor se convirtiese en un héroe para los heterodoxos.

Su Eminencia es el último prelado en expresar preocupación respecto del Papa Francisco en una nueva entrevista al cardenal por John Allen. Cerca del final, el Cardenal George dice, del Papa Francisco, “Yo ciertamente le respeto como Papa, pero aún no se comprende, ¿Qué es lo esta haciendo Usted aquí?”

Al igual que el Presidente de la Conferencia Episcopal Polaca, el enfoque de George se centra en la verdad/falsedad más que en si es de “izquierda/derecha”. A diferencia del Arzobispo Gadecki, sin embargo, el Cardenal George realmente si estuvo presente en el Cónclave del 2013.

Para hacer constar los actuales acontecimientos, aquí hay unos extractos de la entrevista que trata del actual Obispo de Roma.

**

Vamos a hablar del Papa Francisco. Recientemente el veterano escritor italiano Sandro Magister, dijo que muchos obispos estadounidenses parecían “incómodos” con Francisco, y ha insinuado que los obispos americanos podrían haberse vuelto defensores de la Tradición más que el propio Vaticano bajo su Papa. ¿Qué piensa de esto?

¡Espero que esté equivocado! No es porque yo no confíe en los obispos americanos, confío en ellos, pero es una declaración demasiado amplia acerca del Papa y del Vaticano.

¿Está usted preocupado de que haya un completo abandono de la Tradición?

No pienso que haya un total abandono de la Tradición. El Papa ha dicho que quiere que se hagan todos los cuestionamientos y eso ha pasado. Así que ha conseguido lo que ha querido, y ahora él tiene que resolverlo. El, por sí mismo ha dicho que el Papa tiene el carisma de la unidad, y sabe muy bien, que la unidad es alrededor de Cristo, no alrededor de él. Por lo tanto, la Tradición que nos une a nosotros con Cristo tiene que ser la norma. Como él interpreta esto, y como alguno más pueda interpretarlo, es donde entran diferentes pareceres.

Puedo ver porqué algunas personas podrían estar ansiosas. A veces parece que pone en tela de juicio las enseñanzas doctrinales largamente aceptadas. Pero cuando uno trata de confirmarlo, especialmente cuando escuchas sus homilías en particular, ves que esto no es así. Frecuentemente cuando dice esas cosas, está poniendo esto dentro de un contexto pastoral como para alguien aprisionado en algún tipo de trampa. Quizá la compasión está expresada en una forma que deja a la gente preguntándose si él está aún sosteniendo la Doctrina… No tengo una razón en creer que él no lo hace…

Hasta el Sínodo de Obispos en Octubre, la mayoría de la gente corriente en lo que nosotros podríamos sin rigor llamar la base “conservadora” pareció inclinada a dar a Francisco el beneficio de la duda. Posteriormente esto parece que ha cambiado, con algunas gentes que ahora están viendo al Papa bajo una luz más crítica. ¿Está usted en el mismo sentido?

Pienso que probablemente eso es verdad. Se plantea uno la pregunta, ¿por qué el mismo no aclara estas cosas? ¿Es necesario que los apologistas tengan que soportar esta carga tratando de poner la mejor cara por esto? ¿No se da cuenta de algunas de sus declaraciones, o incluso de algunas de sus acciones? ¿No se da cuenta de sus repercusiones? Tal vez no se dé cuenta. Yo no conozco si él es consciente de todas las consecuencias por algunas de estas cosas que ha dicho y hecho que plantean estas dudas en las mentes de las personas…

Esta es una de las cosas que quisiera tener oportunidad de preguntarle, si me llego a recuperar. ¿Usted es consciente de lo que ha pasado, sólo por la importante frase “Quien soy yo para juzgar?” ¿Cómo esta frase ha sido usada o mal utilizada? Esta frase ha sido muy manipulada, porque él estaba hablando acerca de alguien que había ya pedido misericordia y quien había recibido la absolución, a quien conoce bien. Esto es totalmente distinto de hablar sobre alguien que solicita aceptación en lugar de pedir perdón. Esta frase es constantemente manipulada.

Se han creado expectativas alrededor de él que no puede alcanzar. Esto es lo que me preocupa. En un cierto momento, la gente lo ha idealizado, casi como a un actor en los escenarios, acerca de los cambios en la Iglesia, pero descubrirán que no es quien creen. Él no va en esa dirección. Entonces posiblemente no causara solo desilusión, sino una oposición que podría ser nociva a la efectividad de su magisterio.

¿Existe algún papel de los obispos estadounidenses para proporcionar esta retroalimentación, que le ayude a entender como estas cosas se están desenvolviendo?

Pienso que hay un papel que los obispos tienen que realizar. No pienso que sea bueno realizarlo como algo nacional. Nosotros no somos una Iglesia Nacional, no en este país ni cualquier otro lugar. No sería bueno decir, ’los obispos estadounidenses contra el Vaticano’. Los obispos individuales deberían tomar sus responsabilidades y hacer lo que ellos tengan que hacer. Si hay algo que nos afecte a nosotros colectivamente, entonces tal vez, tendríamos que hablar colectivamente. Pero en algo como esto, que son las impresiones que quedan por las inexplicables declaraciones del Papa, no pienso que una Conferencia como un todo podría a asumir la comunicación para corregir al Papa o decidir que ellos van a hacer respecto a eso. Podemos hablar, y la gente también puede, y entonces decidir individualmente que deberíamos transmitir algunas cuestiones al Papa.

Pienso que un número de obispos han  tratado de hacer eso.. Si ellos han sido éxitos, no lo sé, ni como recibe asimismo las noticias. Este es la gran incógnita, ¿no es así? Me han dicho que algunas veces cuando se visitaba al Papa Benedicto con noticias que a él no le gustaba escuchar, no siempre las escuchaba muy bien.

Hubo una famosa entrevista con el Cardinal (Joachim) Meisner, quien dijo que en 2009, fue a Benedicto en nombre de un numero de cardenales a sugerirle algunos movimientos del personal en el Vaticano, Benedicto no quiso escucharlo.

Si … Der mensch bleibt. [Nota: Una frase alemana que significa más o menos que el puesto no quita la personalidad humana de alguien.] Desconozco como el actual Papa reacciona a eso. Antes de que uno vaya a tratar el tema, yo sería prudente para hablarlo con gente muy cercana a él y saber si tendría algún sentido, si sería útil o negativo.

¿Usted no querría alentar alguna tendencia que viera a los obispos estadounidenses como un contrapeso al Vaticano bajo Francisco?

¡No tenemos un mandato de Jesús para ser un contrapeso de la Santa Sede!

Ahora mismo se centra en su salud . Si las cosas cambian y usted tiene un tiempo adicional, ¿tiene un siguiente paso en mente?

Tengo un libro pendiente de publicarse sobre la tradición intelectual católica, de la Catholic University Press.,(Prensa de la Universidad Católica)…. Usted sabe, había grandes temas y estaba muy interesado en cierta época o en otra. Algunos de ellos tienen que ver con epistemología, porque siempre he estado fascinado por lo qué podemos saber y lo qué no podemos saber, y por qué pensamos que podemos. En Teología, he tenido siempre interés en la escatología.

Es interesante para mí que este Papa hable acerca de la novela “El señor del mundo”. Esta es una cosa que le quiero preguntar. ¿Cómo usted une lo que está haciendo con lo que dice que es la interpretación hermenéutica de su ministerio, la cual es la visión escatológica de que el anti-Cristo está con nosotros? ¿Lo cree? Me encantaría preguntarle al Santo Padre. ¿Qué es lo que significa? En un sentido quizá esto explique por qué parece tener prisa. Nadie parece interesado en esto pero lo encuentro fascinante, porque encontré el libro fascinante.

Leí este libro por casualidad cuando estaba en el bachillerato. Se había escrito en 1907, y él (personaje del libro) es como si viera el futuro, contiene todas las cosas modernas. Es realmente inquietante porque parece como si estuviese mirando hacia nuestro tiempo, es decir, ahora mismo. ¿El Papa cree en esto? Ahora, esto es mucho más interesante que mi cuestión sobre si mi sucesor morirá en prisión. ¿Qué es lo que el Papa piensa acerca de los Últimos Tiempos?

La escatología podría ser un proyecto que me gustaría continuar. Ratzinger, como sabe, escribió un libro de escatología y probablemente lo hubiera seguido sino no lo hubiesen elegido Papa. He leído su libro, y me gustan todas las cosas, es útil y no depende de los intereses de uno.

Yo en la relación con el Papa, espero antes de morir tener la oportunidad de preguntarle. ¿Cómo quiere que comprendamos Su Ministerio, cuando Usted lo pone delante de nosotros como una clave?

Usted ha mencionado ahora un par de cosas que le gustaría preguntar al Papa. Esto me suena a mí que usted realmente quiere estar frente a él por un tiempo.

Lo haría. Primero que nada, no le conocía bien antes de que fuese elegido. Le conocí a través de los obispos brasileños, quienes le conocían bien, y a ellos les hice muchas preguntas. Desde la elección, no he tenido la oportunidad de revisar muchas las reuniones de los consistorios porque he estado bajo tratamiento y no querían que viajara. No he podido ir a verle desde que fue electo.

Solo me gustaría conversar con él. Es menos importante ahora, porque no estaré en el Gobierno, pero se supone que uno debe gobernar en comunión con y bajo el sucesor de Pedro, así que es importante tener algunos encuentros de opiniones, de comprensión. Obviamente, considero que somos personas distintas. Siempre sentí una afinidad natural con el Cardenal Wojtyla, con Juan Pablo II… una muy profunda compasión, de mi parte siempre. Él tenía esa capacidad de hacerlo con miles personas. Con el Cardenal Ratzinger, había una distancia pero además un profundo respeto. No conozco mucho al Papa Francisco. Sin duda le respeto como Papa, pero no hay todavía un entendimiento de: “¿Qué es lo que está Usted haciendo aquí?”,

[Traducido por Teresa Larosini. Artículo original, Posteado por New Catholic]