Es la trágica denuncia del sacerdote sirio Nader Jbeil:
Queridos amigos ,
Os escribo con gran pesar y con el corazón herido profundamente por la ola de violencia de los terroristas musulmanes que sacude todos los días a Siria y  que también golpea al Líbano.
 Prueba de ello es el reciente ataque terrorista de Beirut, donde un coche bomba colocado por los rebeldes islámicos ha matado a más de cuarenta civiles y otros cinco resultaron heridos.
El miedo y el horror es visible a los ojos de todos nosotros. Todo cabe en la espiral dramática de la sangre , donde cientos de personas inocentes pierden la vida todos los días.
 Esto, queridos amigos, es sólo una gota en el océano de la violencia que todos los días se ven obligados a soportar nuestros hermanos cristianos .
 En Siria, una noche de este agosto en Homs , en la aldea cristiana de Marmarita donde hay un santuario dedicado a la Virgen,  los terroristas de Jabhat islámico Nusra Front, escondidos ocupan el antiguo castillo por ser una posición estratégica y desde allí, han consumado una nueva masacre .
 Indecibles atrocidades contra civiles inocentes que se convierten en víctimas de los sacrificios en la vorágine de la violencia cometida por estos sanguinarios ” bestias ” : treinta y cinco cristianos muertos , no se sabe el número de heridos y más de doscientas mujeres (especialmente las niñas) secuestradas , literalmente arrastradas y forzadas a la esclavitud en el pueblo de Der Zor, bastión terrorista de Jabhat al Nusra Front .
 El destino de cada uno de ellas está marcado por la violencia y la crueldad con la que serán torturadas y violadas hasta la muerte, que acogerán como liberación ante tanta maldad .
 La continuación de la violencia en la ciudad de Damasco, donde incluso hoy en día los terroristas islámicos bombardearon el barrio cristiano y quemaron otra iglesia, siempre dirigiendo sus ataques al “corazón ” de los cristianos que no dejaron su patria para poder defender lo más sagrado que tiene todo ser humano, el derecho a la dignidad humana y de profesar libremente su fe.
 El objetivo es destruir a cualquier precio, los lugares que durante dos mil años han sido la “cuna ” del cristianismo , y que todos se sometan a la ley del Islam , como ya ha ocurrido en Afganistán.
 Ya no es un lugar seguro para nuestros hermanos cristianos, día tras día sólo hay dolor y las lágrimas de las madres desesperadas a las que les matan sus niños y secuestran sus hijas, de los ancianos que viven en silencio este horror son impotentes frente a tanta crueldad y la devastación, y de los padres que sufren impotentes porque no pueden defender a sus familias y darles un refugio seguro.
 Amigos , asisto todos los días a imágenes de atrocidades como las que os he contado, que quedan impresas en mi mente, y mi corazón está lleno de angustia , les pido a ustedes que se unan a nosotros en la oración ferviente y constante al Inmaculado Corazón de María, nuestro mediador con Dios porque la semilla de la paz mora en cada corazón.
 Así que vuelvo a preguntar por su apoyo , ya ha hecho mucho , pero me pide que lo haga aún más , necesitamos que cada poco de ayuda que cada uno de ustedes nos pueden dar, ayuda económica y asistencia material , por favor, no dejes que mi desatendido llorar , que es la voz de miles de gritos desgarradores de los que ahora vive sólo entre el dolor y las lágrimas y todo perdido .
 
Que el Señor te bendiga y a ti y a tus familias. Su hermano en Cristo.
 Padre Nader Jbeil
 Director de Radio Sawt en Sama (Siria)
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".