El 31 de Agosto la Iglesia recuerda a Dominguito de Val, un niño piadoso que fue mártir a la edad de 7 años.
Nacido en Zaragoza, de padre notario, era miembro del coro de la Catedral y monaguillo. En 1250 un grupo
de judíos planeó un asesinato ritual que consistió en la representación viva de la pasión de Cristo, y para tan
espantoso fin secuestraron a Dominguito y lo mataron clavándolo en una cruz. Luego lo decapitaron y echaron
sus restos al río Ebro. Pero unos barqueros vieron unas luces en plena noche que señalaban el lugar donde
estaba su cadáver descuartizado. Recuperado el mismo, cabeza y cuerpo, se venera en la capilla propia de
la Catedral de Zaragoza. Por lo que, aunque algunos crean que es un “santo legendario”, es un santo normal
y de historia documentada en las actas de la Catedral de Zaragoza.
Es el patrono de los monaguillos.
Santo Dominguito de Val, semejante a Cristo en la muerte y ahora en la vida eterna, intercede por nosotros
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".