fbpx

Las misas en latín se han duplicado en cuatro años

El número de misas celebradas en latín se ha duplicado  en Francia, desde hace casi cuatro años. Precisamente desde el 7 de Julio de 2007, cuando Benedicto XVI permitió a los católicos que lo desearan, seguir la misa según el misal de 1962, antes de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II.

Muy cuidadoso ante este asunto, el Papa alemán había así publicado un motu proprio, decreto que definía dos formas de liturgia romana: “ordinaria” para la misa conciliar y “extraordinaria” para la misa preconciliar.  Se había dado tres años para evaluar su puesta en marcha. Después de este tiempo de observación, la Santa Sede ha publicado el viernes una “instrucción” para precisar cuatro puntos.

Primeramente, que en el espíritu de esta reforma no hay “contradicción” entre los ritos. A la liturgia antigua se la considera como “un tesoro a conservar preciadamente”, debiendo este carácter mixto de la liturgia  “favorecer la reconciliación en el seno de la Iglesia”. Y de serles solicitada a los obispos, deberán acoger “generosamente” a los grupos que desean asistir a  misas en latín.

A cambio,  Roma espera que estos fieles “jamás”  ayuden o pertenezcan a grupos que “niegan la validez o legitimidad” de la forma ordinaria de la misa o “que se opongan al Pontífice romano”.

200 misas “extraordinarias” cada Domingo

Segundo punto: el  motu proprio exigía, para que sea admisible, que las demandas de misas extraordinarias emanaran  de un grupo “estable”, desde la misma parroquia, condición geográfica que desapareció. Ya que hoy día, los solicitantes pueden pertenecer a diócesis diferentes. Tercer ajuste: Roma “sugiere”, sin imponer, que los obispos prevean que los seminaristas puedan aprender a celebrar misa según el antiguo rito. De cualquier forma, la Santa sede recuerda que la comisión Ecclesia Dei (que depende de la congregación para la Doctrina de la fe) es la competente “y al mismo  tiempo el superior jerárquico”- por encima de los obispos- para aplicar el motu proprio y  actuar frente a eventuales conflictos.

A día de hoy, sólo tres diócesis (Mende, Viviers, Châlons-en-Champagne) no aplican el motu proprio aún. En cambio, cuatro años atrás, eran aproximadamente la mitad de cien diócesis francesas que no se abrían a esta posibilidad, permitida sin embargo por  Jean-Paul II  en 1988.

Un episcopado francés más bien ¨buen alumno¨, comparado con el episcopado alemán quien se resiste a este retorno del rito antiguo.

Christian Marquant, presidente de la asociación Paz litúrgica (con 4000 adherentes) milita a favor de las misas en latín y reconoce estos “progresos”. Aunque lamenta que algunas diócesis permitan estas misas “sólo una vez al mes con horarios imposibles para las familias”. Él sostiene que unas “500 demandas” no estarían siendo satisfechas. Se espera que  cada Domingo, se celebren 200 misas “extraordinarias” y 15.000 “ordinarias” en francés.

http://www.lefigaro.fr

[Traducción de Alejandra Olmes. Artículo original]




Hemos Visto
Hemos Visto
Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.

Del mismo autor

Linus Clovis: “El Efecto Francisco”

«El que no está conmigo está en contra de Mí;...

Últimos Artículos