fbpx

MADRE MARAVILLAS Y LA SANA «ENVIDIA» A LOS SANTOS

¡Cuando pienso que cada momento podía crecer este amor y que luego será ya eternamente el mismo!!!
¿Serán demasiado atrevidos  esos deseos que yo no puedo remediar?; porque el palpar mi miseria no me quita el envidiar a los santos su amor, y en esto no quisiera ser menos que ellos…
Qué dulce es pensar que, mientras estemos en camino el amor puede crecer. En este camino hacia Dios podemos acercarnos cada vez más. Cada vez podemos amar más a Dios hasta que llegue el momento de la posesión. Entonces….aprovechemos este dulcísimo poder que con tan infinito amor nos ha dado Dios, para llegar a amarle como Él desea.

Padre Santiago González
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote en 2011. Vicario parroquial de la de Santa María del Alcor en el Viso del Alcor (Sevilla) entre 2011 y 2014. Desde 2014 es párroco de la del Dulce Nombre de María en bellavista (Sevilla) y cuasi-párroco de la de Santa María en Fuente del Rey (Dos Hermanas). Desde 2011 colabora como voluntario en la pastoral penitenciaria de la prisión de Sevilla-1. Capellán de la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Fundador de "Adelante la Fe".

Del mismo autor

DEDICACIÓN DE LAS BASÍLICAS DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

El 18 de noviembre la Iglesia celebra la memoria de la...

Últimos Artículos

Abusos sexuales en la iglesia: el miedo a reconocer la causa real

Llevamos años….décadas ya con la misma argumentación “mundanamente correcta”...

Signos cotidianos de la protestantización en la Iglesia católica

Desde el estudio teológico crítico se evidencia de forma...

La guerra justa de San Pío V

Este 30 de abril, en la capilla de Santa...