Fuente: Vatican Insider

“El concepto de contar con un cuerpo representativo de la Iglesia que vota sobre aplicaciones doctrinales y soluciones pastorales me huele a algo como de protestantes”. Con estas palabras se expresa el obispo conservador estadounidense Thomas J. Tobin, que ya había criticado al Papa Francisco por lo que considera una falta de atención por su parte en relación con argumentos como el aborto. El prelado criticó en el sitio de la diócesis de Providence el Sínodo extraordinario sobre la familia que concluyó en el Vaticano y en el que no participó. Se leen en la página de su diócesis las siguientes palabras de mons. Tobin: “tratando de acomodarse a las necesidades de la época, como el Papa Francisco sugiere, la Iglesia corre el peligro de perder la propia y valiente voz, contracultural y profética, una voz que el mundo necesita escuchar”.

Y el obispo continúa: “me pregunto, ¿cómo habría sido percibido el Concilio Vaticano II y qué habría podido suceder si en esa época hubieran existido las redes sociales”. El religioso estadounidense, que expresó su afecto por el cardenal Leo Burke, concluyó sus reflexiones con dos ideas: “el Papa Francisco quiere hacer “lío”. Misión cumplida” y “Relájense, Dios todavía es el encargado”.

http://www.diocesepvd.org/from-bishop-tobin-random-thoughts-about-the-synod-on-the-family/