Nos da miedo disgustar al mundo

El respeto humano con frecuencia atenaza nuestra vida cristiana y seguimiento de Cristo. Es una forma de proceder (acción u omisión) en la que, en vez de buscar la verdad de Cristo y hacer su voluntad la persona se deja llevar por la preocupación de como otros reaccionarán. Es una actitud reprensible.

Padre Custodio Ballester
Padre Custodio Ballesterhttp://www.sacerdotesporlavida.es/
Licenciado en Teología Fundamental-Apologética. Delegado de Sacerdotes por la Vida en España.

Del mismo autor

Carta de un Cura de a pie a los Obispos de Cataluña

Reverendísimos Sres. Obispos de Cataluña: La Nota del 11 de mayo firmada...

Últimos Artículos

Un mundo de Meursaults

Cuando Camus escribió aquella novela (que debió traducirse “El...

«Fuego vine a traer»

Diría que hay tres fuegos. El fuego natural que...

Novedad editorial: Apostasía Vaticana

Nuestro colaborador Alejandro Sosa Laprida acaba de publicar una...