fbpx

Obispo suizo declara que hay razones para celebrar el 500 aniversario de la Reforma

Félix Gmür, obsipo de Basel, Suiza, escribió a las parroquias de su diócesis una carta pastoral titulada El 500 Aniversario de la Reforma: ¿Una Razón para Celebrar?, solicitando que el texto se leyera durante las Misas del sábado 11 y domingo 12 de febrero, del 2017, o que se distribuyera de otra forma que se considerara adecuada. [N. del E.: Después de leer el documento, vemos que la única razón para los signos de interrogación utilizados en el título es la hipocresía retórica. En el escrito, la pregunta ni siquiera se formula. En la opinión de Monseñor Gmür, es necesario celebrar el 500 aniversario de la Reforma con los luteranos].

«En esa época, eran necesarias algunas reformas y renovaciones, así como también son necesarias ahora,” asegura Monseñor Gmür respecto al “proceso de la reforma que comenzó hace 500 años” con el “reformador Martín Lutero, quien dijo que sólo la fe basta para salvarse.” El Obispo de Basel denuncia el peligro de que la Iglesia Católica puede quedar atascada en una política de inmovilidad. “El estancamiento significa que la Iglesia deja de purificarse, distanciándose así de sus principios y de la gente,” escribe en su carta pastoral. El prelado explica que en el siglo XVI “la Iglesia Católica estaba sumergida en una decadencia espiritual y moral.” Los primeros reformadores cristianos insistieron, acertadamente, en el hecho de que los creyentes pueden encontrar a Dios directa y libremente

[info completa en fsspx.mx]

Del mismo autor

Buena aceptación de la Campaña Taxis a favor de la Vida en Sevilla

https://youtu.be/TcSbxO1xYmE La www.providamairena.es  del pueblo sevillano de Mairena del Alcor informa, que...

Últimos Artículos

El fracaso de la ultramontana hermenéutica de la continuidad

Prefacio del traductor1: La siguiente reseña, que apareció en...

La lógica retrógrada de Traditionis Custodes

Por Phil Lawler En la medida en que Traditionis Custodes...

Conocer y cumplir la voluntad de Dios

Después del Sermón de la Montaña, relata san Mateo...