fbpx

¿Puede existir conflicto entre los Mandamientos?

El otro día nos sorprendía el Romano Pontífice con esta afirmación en la entrevista que concedía en el vuelo de vuelta de México. Es de suponer que tanto viaje y tanta altura, agita las neuronas del más pintado, sea Papa o sea frutero. Los Mandamientos no son señales de tráfico, ni leyes promulgadas por los gobiernos o autoridades, no, vienen directamente de Dios, por lo tanto, es totalmente imposible que exista ningún conflicto, ¿Es que alguien está llamando tonto a Nuestro Señor? Esto es muy fuerte, esto es la soberbia en grado superlativo.

“Sobre el mal menor…lo de evitar el embarazo…Hablamos en término de conflicto entre el Quinto y el Sexto mandamiento” (Papa Fracisco)

Repasemos el Catecismo, tan olvidado hoy en día y sustituido por la palabrería barata de nuestros Pastores, que buscan agradar a un mundo paganizado ¿Consecuencias de esto, de escuchar al hombre, en vez de al Hombre? La muerte del alma.

5º Mandamiento: No matarás. El quinto mandamiento: No matarás, prohíbe dar muerte, golpear, herir o hacer cualquier otro daño al prójimo en el cuerpo, ya por sí, ya por otro.

6º Mandamiento: No cometerás actos impuros.No cometerás actos impuros, nos prohíbe toda acción, toda mirada, toda conversación contraria a la castidad. (Catecismo Mayor de San Pío X)

A simple vista, ¿Ven algún conflicto? Bueno, puede ser que alguno diga que para evitar mirar a una persona, es preferible asesinarla. O también puede que alguien piense, que es mejor cortarle la lengua al vecino, antes de que nos haga o le hagamos, una insinuación pecaminosa. Seamos serios, esto no es un circo, esto no es una obra de teatro con actores de pacotilla, esto es algo real, Dios existe.

¿Cuál es el conflicto? ¿Qué te pique un mosquito y estés embarazada? Partiendo de esa base absurda, nos encontramos entonces, con que existen muchos conflictos. Es sabido que las mujeres en estado de buena esperanza, no pueden tomar muchos de los medicamentos existentes, tanto para combatir la gripe como otras enfermedades, o si lo hacen es con riesgo para la salud del bebé, ¿No debemos quedarnos embarazadas en invierno? ¿Podemos utilizar anticonceptivos en esta estación del año?

Claro, la casuística es quedarse o no quedarse embarazada…te puede picar el mosquito, puede afectar al bebé…puede…puede…puede, oiga Papa Francisco y Vd. ¿No puede proponer la castidad matrimonial, para estos supuestos tan disparatados como inciertos? ¿No será que Vd. piensa como un político y no como el Vicario de Cristo? Me cuesta imaginarme al Señor diciendo que existe conflicto entre los mandamientos.

El conflicto es seguir viviendo en este mundo de salvajes, que sólo buscan su bienestar, que sólo pretenden satisfacer un placer carnal, meramente animal. No hablamos de madres, hablamos de asesinas. No hablamos de médicos, hablamos de carniceros y no hablamos de Pastores, hablamos del maligno. Esto es muy delicado.

Todos estos discursos de los aviones, aunque parecen espontáneos y divertidos, sin ningún género de duda, son una bomba de artillería preparada concienzudamente, como todo lo que se gesta en el Vaticano. ¿Saben lo que se ha querido promover una vez más? El uso de anticonceptivos. Pero para esta película no era necesario que el protagonista fuera un mosquito. Es sabido que desde el Concilio Vaticano II, desde la época del “gran Pablo VI” cada uno hace uso del matrimonio según le conviene. Incluso, si alguno es muy piadoso y de confesión frecuente hasta puede encontrar un confesor a medida, que le de el beneplácito de cómo pecar contra el sexto mandamiento, sin que el Señor se entere. Ignorantes.

“El aborto no es un mal menor: es un crimen” (Papa Francisco)

El aborto es un pecado mortal y esto es lo que tienen que confirmar nuestros Presbíteros, en voz alta y ante los medios de comunicación. Mucho año de la Misericordia, pero no sé como se puede ayudar al pecador, si primero no se le recuerda que está en estado de condenación, el aborto atenta contra el quinto mandamiento. Al final, toda esta misericordina se resumirá en un año comercial, de postureo, como se suele decir. Misericordia, cero.

En la mayoría de los países, el aborto está permitido, e incluso financiado por la sanidad pública, con lo cual, ni siquiera se considera un delito, es más simple que quitarse una muela, asqueroso pero cierto, es decir, las leyes civiles no lo condenan, ¿Sucede lo mismo en la Ley de Dios? Abortar implica estar en pecado mortal y excomulgado, ¿Saben lo que quiere decir? Si uno muere en ese estado, se condena para la eternidad. El infierno existe, no lo duden.

El discurso de Nuestro Señor, no era cómodo, molestaba a muchos y no por ello, dejaba de predicar o de anunciar el Reino de Dios. Sin embargo, hoy en día, vemos en nuestras jerarquías eclesiásticas, un deseo de agradar a todos, politiqueo barato para conseguir premios, honores y distinciones y algunos, son tan humildes que, sólo los aceptan porque se lo recomienda el gran Kasper, ah, no, perdón, ese era Pablo VI, “el grande”, ya ven, es que el Vaticano está plagado de “grandes”, vivos y muertos.

“No confundir el mal de evitar el embarazo, por sí solo, con el aborto”, aquí lo único que confunde, son los discursos ambiguos que nos atizan a diario. No hay nada que confundir porque se trata de dos pecados mortales, independientes el uno del otro.

“El aborto no es un problema teológico: es un problema humano, es un problema médico. Va contra el juramento hipocrático que los médicos deben hacer. Es un mal en si mismo, pero no es un mal religioso al inicio: no, es un mal humano” (Papa Francisco)

¿Qué hay que entender de este galimatías? ¿Es un mal humano, pero no religioso? ¿Qué tontería es esta? ¿Vds. entienden algo? ¿Para quién habla el Sumo Pontífice, para los Hijos de Dios o para los hijos del mundo? Señor mío, el aborto, no es un problema, es un pecado mortal, dígalo Vd. alto y claro. Queremos un Pedro en la Silla, no un Obama.

Cuando las situaciones se ven desde la perspectiva humana, es cuando surgen conflictos. Imagínense que dijéramos que no podemos rezar el Ángelus porque a esa hora hacemos el Rosario. Absurdo, ¿Verdad? Pues todo esto, todavía lo es más, es muy delicado, hablamos de la vida, del plan de Dios para cada uno de nosotros, estamos siendo infieles a Nuestro Padre.

Los Presbíteros deben de cultivar una vida interior que les lleve a responder con visión sobrenatural, es impensable imaginar al Señor diciendo que se pueden utilizar métodos anticonceptivos para evitar el embarazo ante determinadas circunstancias. Ciertamente, nunca un Papa ha desvariado tanto ante los medios de comunicación, es lo nunca visto. Y por si alguno lo piensa, esto no es una falta de respeto por mi parte, es defender el nombre de Dios, que está siendo vilipendiado por nuestros Obispos. ¿Vds. permitirían que a un ser querido lo maltrataran delante de sus narices? Cuánto más no vamos a movilizarnos por nuestro Padre, por nuestro Amado, por el que nos creó y nos dio la vida, por el que nos quiere incondicionalmente.

No pequen, no caigan en la trampa del cazador, a todos y a cada uno de nosotros, nos va a juzgar Dios, no el Papa de turno. Abortar y/o tomar anticonceptivos va contra los Mandamientos.

No sé como hicieron nuestras abuelas, que vivieron épocas de peste, años en los que la medicina no tenía solución para casi nada, ¿Qué creen, que hubieran abortado si supieran que por una enfermedad contraída, el niño traía malformaciones? No eran salvajes como nos pasa ahora, que más que en un tiempo de libertad, vivimos regocijados en la inmundicia más absoluta, nuestras abuelas, bisabuelas y antepasados, eran Católicas de pura cepa, entre otras cosas, conocían el catecismo y vivían acordes a la Fe.

¿Nos exime de culpa, obedecer, cuando sabemos o sospechamos que algo de lo que nos dicen es incorrecto? Ahora, por lo visto, una monja puede tomar anticonceptivos si cabe la posibilidad de que sea violada, lo mismo una mujer ante la probabilidad de la picadura de un mosquito…Suma y sigue, se pueden plantear miles de casuísticas. Lo que nos viene a decir el Papa con esta serie de incorrecciones premeditas y preparadas a conciencia, es que vivimos una época convulsa dentro de la Iglesia, en la cual los Mandamientos son pisoteados y cada uno hace y obra lo que le da la gana. Y como nota humorística, el Padre Lombardi hablando de discernimiento en cuanto al uso de preservativos, o nos toman de idiotas o no quieren que nos aburramos.

El viaje a México, sin miedo a incurrir en temeridad, se puede sintetizar de la siguiente manera:

  • Los divorciados pueden Comulgar, por ahora lo harán en el enfermo o en el necesitado, más adelante, en la fila, con los demás.

  • Las mujeres pueden utilizar métodos anticonceptivos para evitar un “mal mayor”, es decir, un hijo.

  • Los Papas pueden tener amigas, de hecho, es recomendable y aconsejable, “El Papa es un hombre, tiene la necesidad incluso del pensamiento de las mujeres”

  • Existen tres grandes hombres en la historia de la Iglesia: Pablo VI, Kasper y Francisco

  • El Papa, ha soñado alguna vez en otro idioma…no se sabe cuál es…esperemos que no sea el del maligno

Resumen: se mofan de todo, principalmente de Dios. Pretenden manejarnos como marionetas, ¿Seremos tan ingenuos de seguir el camino fácil, la senda que nos conduce a la condenación? Dios es el mismo, ayer, hoy y siempre y Su Palabra es invariable, atemporal, agarrémonos a la Tradición, al Magisterio, recurramos a los Sacramentos, e iremos por rumbo seguro en el camino que nos conduce al cielo, desechemos a los falsos profetas.

Sonia Vázquez




Del mismo autor

Terrorismo sinodal

“Ya en los tiempos apostólicos hubo hombres perversos que, por interés...

Últimos Artículos