San Cleofás: 25 de Septiembre

Cleofás es uno de los dos discípulos que caminaban hacia Emaús en la tarde del día
de la Resurrección. A ambos discípulos se les unió Jesús en el camino y el evangelista
relata que los dos sentían arder su corazón escuchando al Salvador, al cual reconocieron
al partir el pan. Esta escena está en el evangelio de San Lucas, capítulo 24.

También aparece Cleofás en San Juan 19, como el marido de María, la que estaba
acompañando a la Virgen María al pie de la cruz en el calvario. Aunque no hay completa
certeza de que ambos Cleofás fueran la misma persona.

El santo canonizado por la Iglesia si es seguro el de Emaús. De esa preciosa escena
en la que Cristo resucitado sale al encuentro de los hombres, nace la reflexión sobre
la necesidad de recibir una buena formación o catequesis para preparar debidamente
la celebración de los sacramentos, sobre todo la Eucaristía. Jesucristo primero los
catequiza y al final hace la fracción del pan. Al catequizarlos, explicándoles el sentido de
las escrituras, los corazones de los oyentes vibran por la alegría interior que experimentan.

Al meditar sobre este pasaje del evangelio, vemos que importante es la labor catequética
y cuanta responsabilidad tienen los catequistas. No pocos Obispos han advertido de lo poco eclesiales
que son algunas catequesis y del mínimo sentido sacramental que tienen. Por eso, y por otras
causas también, vemos con tristeza cuantos niños hacen su primera y última comunión, o
cuantos jóvenes y adultos reciben la confirmación sin vincularse lo más mínimo con la Iglesia,
 convirtiendo estos sacramentos en ferias de vanidades folclóricas sin sentido religioso.

Es urgente recuperar el sentido sacramental y eclesial en las catequesis, evitando
catequistas que no van a Misa ni siquiera los domingos y que además no usan como
referentes los textos que autoriza la Iglesia. En que no sea practicante o sea disidente
con el Magisterio de la Iglesia, mejor que no sea catequista. Es preferible pocos que
sean buenos a muchos que sean meddiocres o incoherentes. Además:
nadie da lo que ni tiene ni quiere vivir.

San Cleofás, intercede por todos los responsables de formación y catequesis

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".