San Juan de Mata es el fundador de la Orden de los Trinitarios. Nació en Francia el año 1160 y la Iglesia lo recuerda cada 17 de Diciembre. Estudió en París y se dedicó en su juventud a la práctica de los deportes como la equitación y la natación, pero además de ello desde muy niño tenía un corazón piadoso y sensible para las necesidades de los más pobres. Siguió la llamada de Dios al sacerdocio y en su primera Misa tuvo una experiencia mística durante la cual percibió que Dios le pedía fundar una orden cuyo cometido fuera procurar la liberación de los cristianos presos de los musulmanes. Junto al también santo Félix de Valois, fue  a ver al Papa Inocencio III el cual no siendo partidario de nuevas fundaciones finalmente optó por dar permiso a la nueva fundación. El mismo Juan de Mata fue consagrado Obispo y Superior de la nueva congregación que hoy en el siglo XXI mantiene casa por muchos países del mundo y se dedica a la atención pastoral y espiritual de los presos (pastoral penitenciaria).
Juan de Mata y los trinitarios se dedicaron en pleno siglo XII a mendigar limosnas para comprar la
libertad de los cristianos apresados por los piratas musulmanes, y de ese modo también ayudarles a no
caer en la apostasía dadas las presiones de sus captores. Así recorrió todo el norte de África en ese empeño. Murió en Roma, en olor de santidad, el año 1213. Su máxima a seguir es hacer el bien pero procurando siempre no ser protagonista, permaneciendo oculto en su labor caritativa.

          San Juan de Mata, humildísimo fundador, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".