Simeón Estilita vive en la actual Siria entre los años 390 y 459. Su día es el 5 de Enero y es venerado tanto en
la Iglesia Católica como en la Ortodoxa. Su fama radica en que eligió como penitencia pasar 37 años de su vida en una
pequeña plataforma sobre una columna y desde ahí estar dedicado a la oración.
Vivió su infancia como pastor y a los 15 años de edad ingresó en un Monasterio donde llegó a aprenderse
de memoria los 150 salmos de la Biblia. Tuvo desavenencias con su comunidad debido al rigor de su penitencia y
entonces salió del monasterio para vivir en una cueva y ofrecer la penitencia que Él sentía que Dios le pedía. Pero
muchas personas iban en su busca pidiendo consejo, a las que atendía con profunda caridad. No obstante sintió
la necesidad de una vida contemplativa mayor y por eso pidió que le construyeran una columna de tres metros de
altura, luego una de siete y finalmente una de diecisiete. La columna sostenía una plataforma de piedra en la que
vivía su peculiar camino de santidad. Por medio de una escalera le llevaban lo necesario para sobrevivir, pero nunca la usó para bajarse.

La tradición sostiene que el diablo lo tentaba continuamente y por eso se le representa subido en la columna y con una serpiente que intenta llegar arriba. Dedicado a la oración, y rogando por todos aquellos que se acercaban a él, murió en olor de santidad un 27 de septiembre de 459.

San Simeón Estilita, que uniste en grado heroico penitencia y caridad, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".