HEMOS VISTO

Yoga y meditaciones anticristianas. MUY PELIGROSAS

El yoga no es ni un ejercicio físico, ni una ayuda para la meditación, es una disciplina espiritual muy perniciosa, contraria totalmente a las prácticas espirituales cristianas, como la oración, la adoración, meditación en la palabra de Dios, etc…

¿Qué es el Yoga? 

Este termino “Yoga” significa “unión”, porque el objetivo principal del Yoga es unir lo que se denomina en hinduismo el yo transitorio (temporal), “JIVA” con el (yo eterno) infinito “BRAHMAN”, que es como los hinduistas llaman a su dios supremo, que nada tiene que ver con el Dios de los cristianos, porque este “Brahman”, para los hinduistas es una sustancia que no tiene personalidad unido a la naturaleza y el cosmos al mismo tiempo.

La practica espiritual del Yoga, no puede ser un ejercicio físico, ni de meditación, porque esa no es su finalidad, y da igual que una persona no crea en la finalidad del Yoga, su practica lleva a su fin.

El controvertido Pastor Dave Hunt en su libro “la seducción del cristianismo”, dice: “El Hatha Yoga, está ampliamente difundido en Europa y en América como método de relajación y como ejercicio no agotador, es uno de los seis sistemas reconocidos del Hinduismo ortodoxo, en su es origen religioso y místico, y es la forma más peligrosa de Yoga”. El yoga se ha expandido frenéticamente incluso en los colegios y guarderías, porque se ha presentado por psicólogos y médicos como una ciencia, cuando en realidad no lo es. Y se está ofertando bajo epígrafes como: “terapia de relajación”, “auto-hipnosis”, “visualización creativa”, “centering”, etc… Incluso es raro el GYM que no tenga este tipo de prácticas en sus programas de ejercicios.

La finalidad del Yoga

La finalidad del Yoga, es la de “unir la luz dentro de ti con la luz de Brahman”, en otras palabras, cuando se practica yoga, se está haciendo un ejercicio de unión con el dios de los hinduistas, para que su representante microcósmico “Jiva”, habite dentro de ti. Jiva significa “viviente” y esto ya nos pone a los cristianos conocedores de la palabra de Dios en sobre aviso, ya que la escritura habla en Isaías 6, Ezequiel 1 y Ezequiel 10, de los seres vivientes, una combinación de serafines y criaturas, que aunque son diferentes a los querubines, en esencia son casi lo mismo, seres vivientes, que es lo que era el mismísimo Satanás, un querubín (Ezequiel 28:14), que fue expulsado del cielo y que ahora deambula por la tierra (Apocalipsis 12:9-12), buscando formas sutiles de poder hacer habitar a sus demonios en el interior de las personas (Mateo 12:43-45), para convertir el cuerpo del ser humano en un templo santánico, imitando a Dios en su deseo de convertir al ser humano en templo del Espíritu Santo. (1Corintios. 6:19). Esta práctica tiene como finalidad ser puerta de entrada de los demonios al cuerpo del ser humano. Por eso se requiere dejar la mente en blanco y otro tipo de ejercicios espirituales que facilitan la ocupación espiritual y diabólica del cuerpo humano.

Sus ejercicios y posturas

Las posturas y ejercicios del yoga, no tienen nada que ver con ejercicios físicos o posturas de relajación muscular, son puramente posturas y ejercicios espirituales. Ya que las posturas y los ejercicios de respiración del Yoga, pertenecen a la tercera y cuarta vía del yogi Patanjali explicadas en el año 150 a.C.

  1. Autocontrol (yama)
  2. Práctica religiosa (niyama)
  3. Posturas (asana)
  4. Ejercicios de respiración (pranayama)
  5. Control de los sentidos (pratyahara)
  6. Concentración (dharana)
  7. Contemplación profunda (dhyana)
  8. Iluminación (samadhi).

Por eso los promotores del Yoga afirman que la espiritualidad del yoga y la práctica del mismo, son inseparables. De hecho los cristianos de la India rechazan por lo tanto en la forma más categórica una combinación del Yoga con el cristianismo.

En conclusión, un cristiano no debe practicar Yoga, por las razones expuestas y porque en Cristo se encuentra todo lo que necesitas espiritual y físicamente, pídele a el y el te dará.

Padre Ángel Manuel Hernánd

Totus Tuus

Hemos Visto

Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.