fbpx

Acuerdo entre el gobierno de Colombia y la guerrilla: “Perdisteis la honra y no tendréis la paz”.

El Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que puso un especial empeño en las negociaciones entre el Gobierno y los guerrilleros de aquel país, recibió el Premio Nobel de la Paz 2016 cuando los acuerdos fueron firmados.

Pero, según todo indica, la paz no era el único ni tal vez el principal objetivo en vista.

En Noruega surgieron graves informaciones relacionadas con el comité responsable por el otorgamiento del Premio Nobel de la Paz. Quien presidió dicho comité fue la ex-líder conservadora Kaci Kullman Five, fallecida el 19-02-2017. Ministra de Estado de 1989 a 1990, en 1997 abandonó la política y se dedicó a la consultoría, llegando a ser miembro del Consejo de la empresa estatal petrolera de Noruega Statoil. Mientras ocupaba ese cargo Statoil hizo grandes negocios en Colombia en los que estaba involucrada también la petrolera estatal colombiana Ecopetrol. El Presidente de Colombia entregó vastas regiones del país a la petrolera para la explotación del petróleo, poco antes de recibir el Premio Nobel da Paz en 2016…

Otros hechos escandalosos surgieron recientemente. Durante los primeros días de abril de este año, la primera ministra Erna Solberg, en visita oficial a Bogotá, denunció junto con los embajadores de Suecia y Noruega la existencia de manoseos obscuros de los fondos donados por ambas naciones para el Proceso de Paz, por un total de 200 millones de euros. El Presidente Santos respondió con indignación afirmando que todo había sido “transparente”, pero una primera auditoria realizada por el Ministerio Público reveló los más comprometedores resultados, involucrando gran número de funcionarios públicos del gobierno de Colombia en actos de corrupción. Todo indica que los contratos firmados para realizar las obras financiadas por la Comunidad Europea, en el ámbito de los acuerdos de paz, habrían fraudulentamente sobre facturadas. Menos de dos semanas después, la directora del organismo responsable por la administración de esos recursos fue destituida de modo fulminante, acusada de gravísimas irregularidades.

En medio de la confusión inmensa provocada por este conjunto de acontecimientos, la realidad es muy diferente de la que se pretende mostrar fuera de Colombia. Las FARC continúan siendo el mayor cartel de drogas del mundo y no hay indicio alguno de que hayan abandonado esa actividad. A lo largo de los cinco años de duración del Proceso de Paz, los cultivos de coca bajo su control pasaron de 70 mil hectáreas a las 200 mil actuales. Mientras tanto, la tristemente célebre organización guerrillera se burlaba de todos: aprovechándose del mismo Acuerdo de Paz para ser tratada con total impunidad, “lavar” su fortuna ilegal y además recibir gratuitamente 10 bancas en el Congreso de Colombia donde podrá “legislar” a partir del próximo 20 de julio.

Como si todo ello no fuera suficiente, las FACR continúan traumatizando vastas regiones de Colombia con su lucha armada, cuyos tentáculos ya se extienden al Ecuador y a Venezuela. Sin embargo, durante las negociaciones de paz, la propaganda gubernamental afirmaba que las negociaciones conducirían a Colombia a la paz y los ingenuos sustentaban que era mejor tener a las FARC en el Congreso que matando gente inocente en la selva.

Esta es la respuesta que las mismas FARC dan al gobierno y a los ingenuos…

La inmensa farsa montada por el gobierno aseguró de hecho a las FARC la más absoluta impunidad de sus numerosos crímenes y les abrió el camino para legalizar sus millonarios recursos deshonestos, fruto del narcotráfico. Si no hubiera un cambio de rumbos, las FARC estarán instaladas en el Congreso dictando leyes, y también en las selvas, matando gente y produciendo cocaína. En su conjunto, el campo está libre para que Colombia sea conducida por los rumbos de Venezuela, hacia el comunismo y la miseria. Como diría Winston Churchill: “Perdisteis la honra y no tendréis la paz“. (por Eugenio Trujillo Villegas, Director de la Sociedad Colombiana Tradición y Acción, in “Catolicismo” N° 809, Mayo de 2018, San Pablo, Brasil.)

L’articolo Acuerdo entre el gobierno de Colombia y la guerrilla: “Perdisteis la honra y no tendréis la paz”. proviene da Correspondencia romana | agencia de información.




Corrispondenza Romana
Corrispondenza Romanahttps://www.corrispondenzaromana.it/
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.

Del mismo autor

Francisco de inocente a culpable. Malas noticias desde su Argentina

Tiempos difíciles para el nuevo equipo de funcionarios de prensa del Papa. La...

Últimos Artículos