IMG_20140330_193653

Dios está en todas partes, pero  nosotros no lo vemos en todas partes, por eso es necesario para nuestras almas que se nos acompañe con gestos, ornamentos, música y arte sagrado, para ayudarnos a comprender el misterio de lo sagrado, especialmente en la Santa Misa, y que nuestras débiles almas no son capaces de ver. El cutrismo litúrgico,  trasladado a toda la estructura eclesial bajo el pretexto de hacer una iglesia más pobre y de los pobres, solo esconde ideología pura y dura en la que los pobres es lo de menos y lo de más imponer instrumentalizando a los pobres la ideología modernista. Como bien dice el padre Santiago “los que más suelen tener a los pobres en la boca son luego los que menos hacen por ellos”.

Esto lo entendió muy bien el santo cura de Ars, patrón universal de los sacerdotes, quien se sometía voluntariamente a una pobreza extrema dando incluso sus zapatos a los pobres y teniendo que pedir a los vecinos una patata para malalimentarse, pero sin embargo queriendo tener siempre “lo mejor” para el culto y la Iglesia.

En esta homilia el padre Santiago González nos enseña sobre esta manipulación e instrumentalización haciendo un alegato sobre el verdadero amor a los pobres bajo la correcta comprensión del Jesús encarnado, verdadero Dios y verdadero hombre.

Fray Guzmán

 

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".