Isabel de la Trinidad nació en Francia el año 1880. A los 13 años de edad se entregó a Cristo como esposa, y desde muy niña tenía una profunda vida de piedad. Estudió piano y obtuvo muchos premios, y en su ambiente tuvo muchos pretendientes aunque ella en su corazón sólo quería tener a Cristo como esposo. A los 21 años de edad tomó los hábitos en el Carmelo y poco después fue presa de una enfermedad muy dura que la llevó a la muerte en 1906. De ese modo se cumplió su deseo: “Jesús, mi alma te busca, quiero ser siempre tu esposa. Contigo quiero sufrir, y para encontrarte quiero morir”

El Papa Juan Pablo II la beatificó en 1984. En su proceso de canonización encontramos unos de sus escritos de cuando aún no era consagrada, y decía así:
“Mientras bailaba como las demás y tocaba piano, mi corazón estaba entero en el Carmelo que me llamaba”

He aquí algunos de sus pensamientos:

Anhelo llegar al cielo, no sólo pura como ángel sino transformada en Jesucristo Crucificado
Morir a mi misma en cada instante, para vivir plenamente en Cristo
Oh Dios mío, apacigua mis sentidos exteriores
He encontrado el cielo en la tierra, porque el cielo es Dios y Dios está en mi alma

          Beata Isabel de la Trinidad, alma enamoradísima de Cristo, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".