fbpx

MADRE MARAVILLAS Y LA ETERNIDAD


Estoy impresionada viendo lo poco que somos, que en un momento se acaba esta vida. Claro que la vida eterna, la verdadera, nunca se acabará. Entonces hay que aprovechar este corto espacio de tiempo (que es la vida presente) para crecer en el amor de quien tanto nos ama, y así amarle para siempre, siempre, siempre…cuanto quepa en el humano corazón. Qué pequeño parece y qué pequeño es todo en esta vida!!!
Lo único que importa es dejar que se cumpla en nosotros la adorabilísima voluntad de Dios.




Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".

Del mismo autor

Urgente: recuperar el sentido Cristiano de la Muerte

Hace pocos días ha saltado a los medios informativos la noticia...

Últimos Artículos

“De aquellos barros estos lodos”. Sobre la profanación eucarística en Alemania

Causa consternación, que no sorpresa, la profanación eucarística "celebrada"...

Dos pasos adelante en materia de género y uno atrás en la vida

Definitivamente una semana de «no», la que acaba de...