Antonio Martínez nació en Montellano (Sevilla) el año 1916. De muy joven sintió la llamada de Dios a la vida consagrada e ingresó en los Hermanos de San Juan de Dios. En Ciempozuelos ayudaba al cuidado de los enfermos mentales y lo hacía con grandísima caridad y dulzura. Tras el alzamiento nacional de 1936 se desató la locura criminal contra la Iglesia en España (que ya venía siendo alimentada desde que se instauró la II República) y los milicianos detuvieron a Antonio junto a otros 33 hermanos de San Juan de Dios, quizás porque los consideraban “muy peligrosos” en su labor de cuidar a los abandonados de la sociedad. Ya encarcelado Antonio hizo su profesión religiosa “in articulo mortis” y fue asesinado el 30 de noviembre de 1936 junto a seis compañeros de la orden. Fue beatificado y engrosa la inmensa lista de más de 1.500 mártires españoles de esa época que tuvo el “honor” de ser la persecución más genocida contra la Iglesia Católica en toda la historia mundial.
Su día es el 29 de noviembre y es memoria litúrgica libre en la Archidiócesis de Sevilla.
El Beato Guillermo Llop, también religioso hospitalario mártir, escribía antes de morir lo siguiente:
“Las persecuciones hacen mártires en la Iglesia a causa del odio a la fe. Pero vendrá un día en que tantos odios y escándalos habrán pasado por la tierra como nubes por el cielo, barridas por el viento; al paso que la Iglesia Católica, serena y majestuosa, como luna indeficiente, seguirá su curso adelante entonando el victorioso TE DEUM de los siglos”

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".