fbpx

SAN SATURNINO, OBISPO Y MÁRTIR

San Saturnino tiene su día el 29 de Noviembre. Fue un misionero nacido en Roma y que predicó en las Galias (actual Francia)  y en la península Ibérica. Fue el primer Obispo de Tolosa (actual Toulouse) donde fue martirizado por los paganos en su odio a la fe.
El relato de su martirio se ubica en la misma ciudad donde era Obispo. En el año 250 había pocos cristianos en las Galias, y la población adoraba las divinidades romanas en su mayoría. Cerca de la casa de Saturnino había un gran monumento a Júpiter y cuando las gentes constataron que sus peticiones a ese ídolo no eran atendidas, echaron la culpa al Obispo Católico. Entonces las turbas quisieron obligarle a presentar a Júpiter el sacrificio de un toro, para compensar su actitud. Saturnino se negó y por ello fue atado su cuerpo al mismo toro y ambos picados hasta morir. Unas piadosas mujeres recogieron los restos del mártir para darle cristiana sepultura. Es patrono de Pamplona, y la tradición lo ubica bautizando a los primeros cristianos de Navarra incluyendo a San Fermín.

          San Saturnino, mártir, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote en 2011. Vicario parroquial de la de Santa María del Alcor en el Viso del Alcor (Sevilla) entre 2011 y 2014. Desde 2014 es párroco de la del Dulce Nombre de María en bellavista (Sevilla) y cuasi-párroco de la de Santa María en Fuente del Rey (Dos Hermanas). Desde 2011 colabora como voluntario en la pastoral penitenciaria de la prisión de Sevilla-1. Capellán de la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Fundador de "Adelante la Fe".

Del mismo autor

SAN FULGENCIO DE ÉCIJA, SABIO Y SANTO

En la Archidiócesis de Sevilla se celebra la memoria de San...

Últimos Artículos

El fracaso de la ultramontana hermenéutica de la continuidad

Prefacio del traductor1: La siguiente reseña, que apareció en...

La lógica retrógrada de Traditionis Custodes

Por Phil Lawler En la medida en que Traditionis Custodes...

Conocer y cumplir la voluntad de Dios

Después del Sermón de la Montaña, relata san Mateo...