fbpx

Clínica abortista dona «cerebros completos» a un campamento veraniego para jóvenes

El Comité Selecto Legislativo de Investigación de la Vida Infantil del Congreso de los Estados Unidos, dio a conocer un espeluznante registro de «Notas sobre adquisiciones» que fue entregado al Comité por la Universidad de Nuevo México. Las notas fueron preparadas por un técnico de laboratorio empleado por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Nuevo México (UNMHSC por sus siglas en inglés), quien está asociado con el centro abortista Southwestern Women’s Options y al cual enviaba técnicos a recoger bebés abortados y partes corporales. El registro describe de manera detallada distintas partes de los cuerpos de bebés abortados y en ciertos casos lo que ocurrió con estos.

Quizá lo más alarmante que revela el registro es la descripción de cerebros de bebé que fueron entregados a un individuo que deseaba utilizarlos en un campamento veraniego para jóvenes.

Portada de las «Notas de adquisiciones»

Las notas encontradas en el registro:

Mayo 24, 2012 «Solicité a la clínica tejidos tratados con digoxina de 24 a 28 semanas para un estudio de metilado ya que [editado] desea uno con un cerebro entero y cuajado para los estudiantes del campamento veraniego».

A pesar de que los detalles acerca de los estudiantes y del campamento mismo son sumamente escasos, el horror de que se haya permitido a jóvenes manipular y cortar cerebros de bebés abortados, probablemente viables, y quizá sin conocimiento de su origen, apenas se puede concebir.

UNMHSC ofrece un Programa de Forjadores de Sueños en Carreras de la Salud, el cual «aporta a estudiantes de nivel medio y secundario oportunidades extraordinarias para explorar la gran variedad de posibilidades profesionales en el ámbito de la salud a la vez que realzan su pericia en las ciencias y las matemáticas». Según el sitio web de UNMHSC, esto incluye «la disección de una variedad de especímenes».

El registro continúa anotando su escalofriante labor en trillizos, mellizos y bebés en la etapa de viabilidad:

Trillizos, 12,7 semanas tres ojos, se usaron 2, un corazón, un pulmón, cerebro.

DIG Marcado por la clínica como 28 semanas.

26+ DIG – cabeza intacta. La clínica estima que son 30 semanas; para investigadores no.1 al 32.

mellizos, 20 semanas — cerebros intactos.

cerebro, 2 ojos, corazón [bebé de 24 semanas]

dig de 24 semanas, la cabeza no está intacta

El registro acota: bebé de «30,5 semanas… intacto, no se hizo disección». Se mencionan «Mellizos = uno con pies equinovaros» y se calcula el peso de sus cerebros.

DIG es una contracción de digoxina, una substancia que, en ciertos casos, se inyecta en el corazón o el cuerpo de los bebés en abortos de estado avanzado como parte del procedimiento. La digoxina se utiliza como feticida, causa un paro cardiaco en el feto matándolo. Se describe un bebé de 25 semanas de edad «tratada con digoxina, piel suelta, ojos lívidos enrojecidos» a causa de los efectos de la substancia que la mató.

Algunos suponen que la digoxina permite al bebé permanecer intacto, más generalmente este no es el caso. El registro, por ejemplo, describe un caso de 21,5 semanas en el que a pesar de haber utilizado digoxina había «pequeños fragmentos  de tejido cerebral por todas partes».  El abortista LeRoy Carhart, especializado en abortos de estado avanzado, se ha referido a bebés envenenados con digoxina como «carne en una olla de presión».

Se cree que no se cosechan órganos y partes del cuerpo de bebés en su primer trimestre de vida, más el registro demuestra que eso es falso.  Acotaciones acerca de los cerebros, corazones, pulmones y ojos de bebés de 10 a 12 semanas de vida se pueden encontrar a través de todo el registro. El registro revela, asimismo, que un «fragmento minúsculo de tejido cerebral» de un bebé de 10,4 semanas «¡¡creció maravillosamente!!» En el caso de un bebé en el primer trimestre se anotó que únicamente se encontró «una pierna».

«10 semanas, 2 ojos — ¡[editado] lo intentará! ¡Una retina completa! y partes de otra».

Un pequeño de 15 semanas se encuentra en tal estado de desarticulación que el técnico apunta que «no se recobró nada». Otros detalles notables:

Pierna rota: 16 semanas verificado por la clínica

Piel de la espalda y del hombro 12,3 semanas

Piel de un antebrazo, 19,2 semanas

Una acotación habla de un «meconio enviado» a un sitio no divulgado; aparentemente este meconio (el primer excremento de los recién nacidos) fue tomado de bebés de entre 16,7 y 15,6 semanas de vida. El meconio se presenta en bebés que han sufrido físicamente o que han nacido vivos.

El técnico deja en claro cuando se encuentra emocionados o decepcionado con los resultado de la cosecha de órganos y partes del cuerpo.  «Estómago roto —falta el páncreas» escrito con una carita triste dibujada.  Más adelante aparece esto «!!PÁNCREAS COMPLETO – whoo hoo!!»

Lila Rose, presidenta de la fundación Live Action hizo la siguiente declaración:

«El horroroso descubrimiento del Comité Selecto de que se les dio a estudiantes en un campo de veraneo cerebros de bebés viables para su disección demuestra la naturaleza sanguinaria de la industria del aborto y la absoluta carencia de respeto por los derechos humanos que ellos y sus aliados comparten. A los 24 a 28 semanas de vida podrían haber sobrevivido fuera del vientre, y sin embargo fueron abortados por Southwestern Women’s Options y entregados estudiantes para que sus cuerpos fueran diseccionados. Estas actividades, tan increíblemente inhumanas, así como sus facilitadores —Southwestern Women’s Options y la Universidad de Nuevo México— deben ser universalmente condenadas.

Es necesario reconocer que el hecho repugnante de traficar con los cuerpos de pequeños no es ajeno al carácter de una industria que primero los asesina; este es simplemente un paso más al de dar muerte y desarticular a bebés viables en el útero, al crimen más grande en contra de la humanidad. La vivisección y experimentación practicada en estos cadáveres añade el insulto al ya lesivo agravio a los derechos humanos que significa el aborto.

Kristi Burton Brown

[Traducido por Enrique Treviño. Artículo original.]




Hemos Visto
Hemos Visto
Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.

Del mismo autor

Spaemann: “También en la Iglesia hay un límite de soportabilidad”

Spaemann: “También en la Iglesia hay un límite de soportabilidad”El profesor...

Últimos Artículos