ADELANTE LA FE

Crónica: Antorchas por Fernando III

Se nace en una tierra, se escoge en la que se vive y se muere por la que se ama.

La Asociación Rodrigo de Bastidas, junto con la Asociación Cultural Tradicionalista Fernando III El Santo de Palencia, reunieron a una pequeña multitud el pasado viernes día 24 de noviembre ante la estatua de Fernando III de la Plaza Nueva en la ciudad de Sevilla.

Así, las antorchas volvieron a prenderse para conmemorar la reconquista de Sevilla por Fernando III, ilustre e imprescindible gentilhombre en la Historia de la ciudad que se encuentra a orillas del río Guadalquivir. El fuego prende el fuego que aún se encuentra alojado en los corazones descontentos ante el olvido y la desidia que el mundo moderno contempla.

Los discursos se sucedieron por boca de los representantes de las dos asociaciones organizadoras y fue clara la alusión imprescindible a la fortaleza y valentía de Fernando III, hoy inexistente en la población sevillana y en España en general.

Nuestros representantes, que tan democráticamente han sido elegidos por la población, lejos quedan del deber de proteger la identidad y la tradición que un hecho como la reconquista de Sevilla supuso en su momento para el transcurso de la propia Historia, como se puso de manifiesto en los discursos. Así, la celebración del día de Fernando III El Santo, pasará desapercibida el próximo 30 de mayo en la ciudad de Sevilla al quedar suprimido el festivo en detrimento de placeres más mundanos como es disfrutar de un día extra de Feria de Abril.

La espiritualidad es necesaria en una sociedad corrompida por el consumismo y la globalización, tal y como se expresó el viernes, cuando el Black Friday inundaba las calles sevillanas de fiebre y sinrazón consumista. La reconquista pasa ahora por encarrilar de nuevo a una población con valores cambiantes y tradiciones vendidas al mejor postor. Así, se instó a la Iglesia católica a través de la Archidiócesis de Sevilla a alzar la voz y proteger la conmemoración festiva del patrón de la ciudad, pues el silencio es la omisión, sigiloso enemigo agazapado entre las sombras.

Ahora, seguiremos caminando para seguir defendiendo cultura y tradición, difundiendo la Historia para evitar su olvido y protegiendo, en definitiva, el patrimonio que nos ha dejado la Fe. Las cenizas alimentan la tierra, avivan las raíces de las plantas lánguidas y mustias, hacen crecer los árboles, transmiten por el viento la semilla de la verdad.

¡Viva San Fernando, patrón de Sevilla! ¡Viva San Fernando, liberador e impulsor de la Fe! ¡Viva San Fernando!

https://asocrodrigodebastidas.wordpress.com