1 Deber de naturaleza. ¿Puedes ver a un enfermo cargado de llagas sin sentir piedad? ¿Puedes ver a un pobre, por la calle, morir de hambre, sin socorrerlo? Si un prisionero encadenado se presentase a ti, rogándote que le rompieras los cepos, pudiendo hacerlo, ¿no lo harías? Pues bien: la fe te pinta a las Almas purgantes gimiendo en medio de los dolores, languideciendo de amor de Dios, clavadas entre las llamas sin poderse ayudar; ¿y tú no sentirás piedad de ellas? ¿No dirás ni siquiera un Requiem?

2. Deber de religión. Son todas hermanas tuyas en Jesucristo; la caridad hacia el prójimo manda hacer a los demás lo que quieres que te hagan a ti. Jesús te pedirá cuentas sobre si has apagado su sed, saciado su hambre, las has vestido, visitado en la persona del prójimo, de las Almas purgantes; ¿y tú qué responderás? Jesús dice que será usada contigo la misma medida que tú uses con los demás; ¿piensas en ello? Jesús grita: Sitio, tengo sed de esas Almas; ¿y tú no harás ni siquiera una mortificación por ellas, por amor a Jesús?

3. Deber de justicia. ¿Quiénes son esas Almas? Quizá gente desconocida y para nada vinculada a ti. Míralas con atención: son tus parientes, tus antepasados, tus benefactores, tus hermanos, quizá difuntos desde hace muchos años, pero que todavía gimen en la cárcel; ¿y tú no conoces el estricto deber de ayudarles? Quizá son atormentados por culpa tuya; ¿y no piensas en ello? Allí abajo hay Almas escandalizadas por ti. Almas a las que prometiste sufragios o a quienes se los debes; ¿y no sientes la voz de la justicia que te reprende?

(Agostino Berteu, Meditaciones para todos los días del año)

(Traducido por Marianus el eremita/Adelante la Fe)

SÍ SÍ NO NO
Mateo 5,37: "Que vuestro modo de hablar sea sí sí no no, porque todo lo demás viene del maligno". Artículos del quincenal italiano sí sí no no, publicación pionera antimodernista italiana muy conocida en círculos vaticanos. Por política editorial no se permiten comentarios y los artículos van bajo pseudónimo: "No mires quién lo dice, sino atiende a lo que dice" (Kempis, imitación de Cristo)