fbpx

EE.UU., España, Nigeria, India, aquí corre sangre católica

No sólo el Covid-19… Desde el año pasado existe otro virus, que serpentea por todo el mundo, no menos temible: es el de la persecución contra los cristianos. Se extiende ahora a todas las latitudes y las crónicas confirman un dato en progresivo empeoramiento. Desde mayo del 2020, la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos ha registrado 95 nuevos ataques a iglesias o fieles en todo el país: incendios, imágenes de santos decapitadas, intimidaciones con armas de fuego, ha ocurrido de todo. Gestos absurdos, perpetrados con odio y furia descontrolada. Hasta el punto de impulsar al Episcopado norteamericano a difundir una carta el 1 de junio ppdo., para pedir una reevaluación del presupuesto de la Fema, la Agencia federal para la gestión de las emergencias, reevaluación que tenga en cuenta un apoyo también económico para proteger los lugares de culto contra esta explosión de violencia contra la Fe: «En este momento de creciente extremismo y de oposición a varios grupos religiosos y a la religión como tal, alentamos al Congreso a aumentar el presupuesto total para el programa de seguridad a 360 millones de dólares para el 2022» en lugar de los 180 del 2021, que se revelaron absolutamente insuficientes para hacer frente a las 3000 solicitudes recibidas.

¿Algún ejemplo? En julio del año pasado, justo antes de la Santa Misa de un día no festivo, en Florida un hombre lanzó su automóvil monovolumen contra el santuario dedicado a la Reina de la Paz. Después del choque, intentó incendiar el vehículo, luego huyó, pero fue identificado y arrestado. En marzo pasado, en cambio, en Missouri, la Madre abadesa del monasterio benedictino dedicado a María Reina de los Apóstoles encontró dos balas incrustadas en el muro de su celda. En el período anterior ya habían disparado contra el edificio. El Canciller de la Diócesis de Brooklyn, el P. Anthony Hernández, expresó claramente su preocupación ante estos acontecimientos: «Estamos realmente preocupados -dijo- por esta tendencia emergente a los crímenes de odio contra los católicos».

El anticlericalismo, sin embargo, se extiende también en Europa y, en particular, en la que fue la catolicísima España, donde una vez más el gobierno socialcomunista se dedica a un nuevo ataque contra la Iglesia. En un comunicado la lista de extrema izquierda Unidos Podemos pidió al Poder Ejecutivo que anule todos los acuerdos vigentes entre el Estado y la Santa Sede y que suprima los correspondientes beneficios fiscales concedidos, considerados como una «anomalía democrática», que suprima la enseñanza de la religión en las Escuelas, que recupere el patrimonio registrado por la Iglesia y promueva investigaciones complementarias sobre los abusos sexuales cometidos por el clero. Todo esto para asegurar así el laicismo y la aconfesionalidad en las instituciones, considerando que el Concordato de Franco, firmado en 1953, en realidad nunca ha sido derogado, olvidando no obstante que, en cualquier caso, en enero de 1979 España y la Santa Sede han firmado los nuevos acuerdos, derogando los anteriores. Requerimientos solicitados por lo tanto sin ningún fundamento y descabellados, como puede verse en las palabras expresadas al respecto por los diputados de Podemos Javier Sánchez Serna y Martina Velarde: «La Iglesia Católica -dijeron- sigue gozando de privilegios escandalosos, que violan la Constitución española. La jerarquía católica recibe todos los años 11.000 millones de euros de las arcas públicas, y sin embargo está exenta de pagar impuestos como el Ibi. El paraíso de los obispos no está en el cielo, es un paraíso fiscal y está en España

La agresión de la izquierda a la Iglesia aquí es tan grave que llevó a Sofía Ruiz del Cueto, Vicepresidenta de programación y producción de la sección española de la cadena de televisión católica EWTN, a dedicar la vigilia de adoración, transmitida en directo el último domingo y relanzada por EWTN USA News, cumpliendo lo que la Virgen pide: rezar: «La evangelización de España -dijo Ruiz del Cueto-, es decir, de la nación que evangelizó el mundo, es un acontecimiento con repercusión mundial.» Es de desearlo, ya que la necesidad y la urgencia son evidentes.

Mientras tanto, sin embargo, las crónicas reservan nuevos sufrimientos y nuevos dolores, también con la mirada puesta en África, en Nigeria en particular, donde el 11 de octubre ppdo. un grupo de hombres armados asaltó el seminario de Cristo Rey en Fayat, en la diócesis de Kafanchan, abriendo fuego e invadiendo los locales. En ese momento, 130 estudiantes estaban reunidos para la Santa Misa matutina: seis de ellos resultaron heridos y tres de los estudiantes del cuarto año de Teología fueron secuestrados, pero liberados dos días después.

La situación aquí está verdaderamente pesada: la Iglesia ha denunciado públicamente que los católicos en Nigeria no son víctimas de banales «enfrentamientos» por cuestiones de tierras, sino de un verdadero y propiamente dicho proceso de limpieza étnica y religiosa por parte de los musulmanes Fulani con la complicidad del Estado. El Obispo de Makurdi, Monseñor Wilfred Anagbe, fue muy claro: «Esta es una guerra religiosa«, dijo. «Tienen una agenda, que es la islamización del País. Y lo están haciendo eliminando meticulosamente a todos los cristianos y ocupando sus territorios«, asesinando y quemando casas. Las cifras oficiales hablan de 3000 muertos hasta el momento, pero los que están sobre el terreno estiman el número de víctimas en, como mínimo, 36.000, además de muchos desplazados e indigentes. Muchas ONG ya han abandonado las zonas de riesgo y sólo queda la Iglesia, signo de esperanza y herramienta operativa para hacer llegar la ayuda a cuantos están en dificultades. Como observó Johan Viljoen, director del Denis Hurley Peace Institute de Sudáfrica, lo que está en curso es una «ocupación concertada y bien planificada. No creo que el ejército esté tratando de resolver algo. Mas bien intenta alentar» este triste fenómeno, dado que, tras años de violencia, «nadie ha sido procesado«. Por lo demás, la reticencia de las Fuerzas Armadas en intervenir deriva directamente de la participación directa de altos niveles del Estado en esta desconcertante purga masiva. Mons. Anagbe señala que «todos los jefes militares de la marina, la fuerza aérea y la policía son musulmanes». El P. Joseph Fidelis, de la diócesis de Maiduguri, insiste: «Esto no es un enfrentamiento, es un lento genocidio. Obligar a la gente a abandonar su propia tierra, privarla de los medios de subsistencia y masacrarla es una forma de genocidio«. De ahí el llamamiento a Occidente, pidiendo oraciones y ayuda. Pero Occidente, demasiado dominado por un suicidio colectivo llamado aborto, eutanasia, suicidio asistido y similares, es tristemente sordo a las llamadas de los hermanos en la fe, que del otro lado del globo piden ayuda.

La India también llora los ataques del fundamentalismo hindú contra los cristianos: sólo el pasado 3 de octubre se registraron al menos 13 episodios de violencia y amenazas contra las comunidades de Uttarakhand, Haryana, Uttar Pradesh, Chhattisgarh, Madhya Pradesh y Nueva Delhi, la capital. Gritando consignas ensalzando al dios hindú Ram, los extremistas del Sangh Parivar atacaron a los fieles reunidos en oración y destruyeron los lugares de culto, además de lanzar contra los sacerdotes falsas acusaciones de conversiones forzadas. Según el P. Cedric Prakash, jesuita, «la violencia va en aumento«.

América, Europa, África y Asia: en pocos minutos, hemos dado la vuelta al mundo. Pero es un mundo sumido en la locura, la violencia y el fundamentalismo, un mundo que parece haber decidido que no hay lugar para los cristianos…

L’articolo EE.UU., España, Nigeria, India, aquí corre sangre católica proviene da Correspondencia romana | agencia de información.

Corrispondenza Romanahttps://www.corrispondenzaromana.it/
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.

Del mismo autor

Últimos Artículos

Dios sabe sacar el bien incluso del mal

Una sentencia de antigua sabiduría popular nos anima a...

¿Será santo el Obispo que profanaba la fe?

El 25 de noviembre pasado el Papa Francisco autorizó...

¿Es el Papa protestante? Por Damian Thompson, para el periódico The Spectator

Columna del afamado diario secular británico The Spectator. Cuando se...