Es un secreto a voces en Washington, D.C, que el Cardenal Donald Wuerl efectivamente ha prohibido al Cardenal Raymond Burke ingresar a la diócesis de Washington. Diversas fuentes han confirmado a Rorate lo anterior en el trascurso de los años, derivado del desprecio de Wuerl a cualquier sacerdote u obispo que se oponga a dar la Comunión a católicos que públicamente disientan de las enseñanzas de la Iglesia.

Desde la publicación de Summorum Pontificum por Benedicto XVI en 2007, el Cardenal Wuerl ha puesto numerosos obstáculos a los sacerdotes que desean celebrar la Misa Tradicional en latín y los sacramentos utilizando los libros de 1962.  Se han negado las confirmaciones tradicionales, incluso peticiones de sacerdotes ofreciéndose a administrar ellos mismos los sacramentos. Para ofrecer una misa rezada en la Basílica del Santuario Nacional de la Concepción se requiere a cualquier celebrante una carta de su obispo o superior en la que se detalle la habilidad litúrgica. Está prohibido publicitar las misas tradicionales en latín que se ofrecen en parroquias no designadas por la Archidiócesis como lugares aprobados para ello. (Washington, D.C. está llena de misas privadas rezadas e incluso de misas cantadas que no se encuentran listadas en las páginas web o boletines de las iglesias). Y, por supuesto, la segunda misa anual en el aniversario de la llegada de Benedicto XVI fue cancelada en el último minuto, a pesar de meses planeándola y preparándola.

Donald Wuerl fue el estadounidense más poderoso que disintió de las renovaciones llevadas a cabo por el Papa Benedicto.

Con un Santo Padre en el poder de mentalidad más similar, de repente el Cardenal Wuerl se ha convertido en un “Marine” papal, más recientemente con la publicación en un blog, arremetiendo contra aquellos “hermanos obispos que son poco entusiastas del papa Francisco” como “disidentes”:

Mientras estaba viendo al Santo Padre en la TV, mi bandeja de entrada se fue llenando con un número de emails, incluyendo una entrevista y un artículo de hermanos obispos que son poco entusiastas sobre el papa Francisco. Esos emails me recordaron un tiempo anterior en mi vida, hace mucho, cuando por primera vez experimenté el disenso respecto a la enseñanza y práctica de un papa. 

¿Sobre quién pudiera estar escribiendo el Cardenal Wuerl? Tenemos una suposición. Andrea Tornielli tiene la misma.

Una cosa es segura: este pontificado de casi dos años y contando ha separado los Wuerls de los hombres. Durante la época de cuaresma, se anima a los lectores de Rorate a que recen incluso más de lo usual por los hombres fieles como el Cardenal Burke. Que tengan la fuerza para perseverar.

[Traducido por Ramses Gaona. Artículo original]

RORATE CÆLI
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos