En relación con esta información que publica nuestro querido amigo Francisco José Fernández de la Cigoña, se ha generado una confusión -no imputable al autor de la información- que lleva a pensar que al padre Santiago se le ha levantado la prohibición de escribir. ESTO NO ES ASÍ, LA PROHIBICIÓN SIGUE VIGENTE.

El caso que comentan es relativo a otra cuestión que dirimía con el arzobispado, que se ha acreditado como rotundamente falsa, y totalmente ajena a la suspensión de escribir, lo cual se acredita por el hecho de que archivada la causa a la que alude la información, la prohibición de tener actividad en la red continúa operativa.

Así pues es preciso confirmar que el padre Santiago sigue teniendo prohibido escribir en la red y publicar homilías.

Desde aquí esperamos que ambas partes sean capaces de reconducir esta situación.

Adelante la Fe