Las oraciones que llegan a Dios con mayor fuerza, además de las de personas consagradas y sacerdotes, son las de niños y enfermos. Y si se une que el niño está enfermo….la oración tiene una inmensa fuerza delante de Dios. Así lo ha reconocido hoy el Papa a un grupo de niños polacos enfermos de leucemia que han podido visitarle, con estas entrañables palabras:
Os doy mi cariñosa bienvenida y os saludo.

Gracias por esta visita. Gracias por la visita y por las oraciones que hacéis por la Iglesia.

¡Hacéis tanto bien a la Iglesia con vuestros sufrimientos, sufrimientos inexplicables!

Pero Dios conoce las cosas y también vuestras oraciones. Muchas  gracias.

Será para mí un placer saludaros uno a unos.

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".