La Iglesia y el Estado juntos por la belleza y el bien de la humanidad:

Comunicado de la Presidencia de la República Gabonesa, Enero 20 de 2015

Libreville, Enero 20 de 2015. Gracias a la visión y el apoyo personal del Presidente de la República, no sólo los católicos de Libreville, sino todos los gaboneses – conocidos por su amor a la belleza y a las artes – pronto disfrutarán una obra maestra de arquitectura en el distrito de STFO: la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Lourdes y su fachada decorada con mosaicos azules.

Esta nueva iglesia, cuya construcción comenzó hace algunos años, es obra de una joven fraternidad sacerdotal, el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote, fundada hace 25 años en Gabón por Monseñor Gilles Wach, con el apoyo del Arzobispo Cyriaque Obamba, entonces Obispo de Mouila.

Este recinto sagrado ya ha atraído a muchos seguidores del vecindario y de la ciudad en su conjunto, la cual aprecia especialmente la belleza de la liturgia latina y el canto gregoriano.

De conformidad con el deseo del Arzobispo de Libreville Basile Mvé Engone, quien la estableció como parroquia en 2008, la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes se convirtió en un centro religioso y cultural de vida para muchos, y participa plenamente en la vitalidad de la iglesia de Gabón, incluso a través de proyectos humanitarios de los cuales todos pueden beneficiarse.

Un paso decisivo hacia la terminación de esta nueva iglesia será la conclusión de la fachada, hecha posible mediante un regalo personal del Jefe de Estado, el cual con este generoso gesto, quiso contribuir a la construcción de esta obra maestra de arte y fe en medio de la capital gabonesa.

El gesto del Presidente no sólo es un acto de gratitud a esta joven comunidad, que ha trabajado por 25 años en nuestro país, sino también una más amplia valoración de toda la acción de la Iglesia Católica en Gabón, así como una importante contribución al atractivo de la capital gabonesa, tanto para nuestros ciudadanos como para turistas extranjeros.

Monseñor Gilles Wach, fundador y Prior General del Instituto de Cristo Rey, envió a su Vicario General, Monseñor Rudolf Michael Schmitz, y al jefe de arte sagrado del mismo Instituto, Padre Alexander Willweber – condecorado por su trabajo artístico por el Papa Benedicto XVI – para encargarse de esta obra de arte única.

Los dos alemanes presentaron el proyecto de la fachada al Jefe de Estado hace dos años y monitorearon el progreso de la obra con el canónigo Bertrand Bergerot, el joven sacerdote de la parroquia.

La extraordinaria belleza de la fachada consiste en la armonía entre la arquitectura romana clásica y los mosaicos tradicionales manufacturados en Portugal.

Estos mosaico, hechos y pintados a mano, tienen diferentes escenas expresivas. El panel central representa la Adoración del Niño Jesús por los Magos. Está rodeado por los santos patrones del Instituto, así como por los grandes arcángeles Miguel y Rafael, quienes parecen vigilar la puerta de la Iglesia. El conjunto es coronado por una representación de la Anunciación de gran dulzura.

Los colores (azul, blanco y amarillo) son característicos de dichos mosaicos, los cuales se han usado para la decoración de iglesias desde el sigo 16. El dibujo, diseñado por el Padre Wilweber, integra motivos religiosos bien conocidos con hombres, animales y plantas africanas. El ensamble refleja una rara elegancia y belleza que habla a todo corazón.

Por la visión del Jefe de Estado, Livreville se enriquece con un monumento único accesible a todos.

Los trabajadores empezarán a trabajar pronto en el campanario, que también será cubierto con mosaicos, obra que es fruto de una colaboración entre arquitectos, artesanos y trabajadores, en su mayoría gaboneses. El Padre Willweber se encuentra ya muy satisfecho con el resultado: “Estoy muy agradecido con el Jefe de Estado y con mis superiores por permitirme hacer esta joya para Gabón y los gaboneses!”.

La inauguración de la fachada está planeada para agosto próximo con la presencia del Presidente Ali Bongo Ondimba, un cardenal de la curia romana, el Arzobispo de Libreville y todos los amigos de la parroquia.

Muchos ya esperan mayor trabajo dentro de la Iglesia, en el mismo estilo: Nuestra Señora de Lourdes será un punto de referencia en el corazón de la capital para los amantes del arte alrededor del mundo y una nueva gema para Libreville.

[Fuente: Tradinews, versión original en Francés en Le Gabon Emergent. Traducido por Ramses Gaona. Artículo original]