Día litúrgico: 2 de Noviembre: Conmemoración de todos los fieles difuntos
Texto del Evangelio (Lc 23,33.39-43): Cuando los soldados llegaron al lugar llamado Calvario, crucificaron allí a Jesús y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Uno de los malhechores colgados le insultaba: «¿No eres tú el Cristo? Pues ¡sálvate a ti y a nosotros!». Pero el otro le respondió diciendo: «¿Es que no temes a Dios, tú que sufres la misma condena? Y nosotros con razón, porque nos lo hemos merecido con nuestros hechos; en cambio, éste nada malo ha hecho». Y decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando vengas con tu Reino». Jesús le dijo: «Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso».
PALABRA DE DIOS
Hoy conmemoramos a los fieles difuntos. Rezamos de forma especial por las benditas ánimas del purgatorio, así como ayer celebrábamos a los ya bienaventurados en el Cielo. Todos las almas del purgatorio ya están salvadas pero aún no purificadas, y nuestras oraciones les dan alivio porque con ellas se da Gloria a Dios. En esta escena evangélica vemos como Dimas, el crucificado arrepentido, hace un acto de amor tan grande que de un a vez purifica todos los pecados de su vida pasada: así es la Misericordia de Dios. Nuestro Dios se rinde ante un corazón contrito y humillado, pero se resiste al corazón orgulloso y autosuficiente, aunque sea “buena gente”. Hay que CONFESARSE, y hacerlo con frecuencia. Pensar que “no tenemos pecado” es ya pecado de soberbia.
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".